El drama de los accidentes de tráfico fue interpretado ayer por personas que han sufrido sus consecuencias, en el auditorio del CaixaFòrum.

En 17 años aún no he encontrado la fórmula para decir con tacto a unos padres que su hijo ha muerto en un accidente

Ante un público de
jóvenes de entre 16 y 17 años, una madre que perdió a un hijo, una chica parapléjica y un hombre con una pierna amputada explicaron sus historias de dolor y pidieron a los adolescentes que sean prudentes en la carretera.

Dar la mala noticia

Por otra parte, dos policías, un bombero y un médico del 061 relataron sus vivencias. Un trabajo diario "muy duro". «En 17 años, aún no he encontrado la fórmula para decir con tacto a unos padres que su hijo ha muerto en un accidente», afirmó uno de los agentes de la Urbana.

Esta ración de realidad fue acompañada de un vídeo e imágenes muy impactantes.

"Hace poco tuve un accidente y estuve muy mal. No era consciente de lo que significaba llevar una moto", aseguró Cristopher Hevia, uno de los jóvenes.

Según otro chico, Ferran, la charla "me ha impactado mucho. Un amigo mío murió en un accidente".

Es la segunda vez que esta iniciativa, llamada Road Show, viene a Barcelona. El próximo mayo estará en Granollers.