Eduardo Dato, y el de Daoiz y Velarde, junto al antiguo Hospital Militar, se convertirán en viviendas, entre las que habrá un buen número de protección oficial. El Ministerio de Defensa y el Ayuntamiento han firmado el convenio que dará un nuevo uso a inmuebles que ya no tienen utilidad militar. En los terrenos de los dos cuarteles se construirán 1.178 pisos, 542 de ellos de VPO (el 45%). Además, el convenio afecta a otros tres edificios: el cuartel de Alfonso XIII, donde se ubicarán comercios y oficinas; el acuartelamiento de San Fernando, que el Ayuntamiento ya usa como cocheras de Tussam; y la Fábrica de Artillería, declarada bien de interés cultural será un museo.