En la lucha contra los efectos del cambio climático, cada hogar del Reino Unido podrá solicitar un dispositivo gratuito con el que podrá saberse cuanta electricidad se está consumiendo en cada momento.

El Gobierno, informa la BBC, anunciará su plan en su próximo Libro Blanco de Energía.

Con esta medida, el Gobierno espera reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y la cantidad de energía consumida por los dispositivos que se dejan encendidos pero sin funcionar.

El Gobierno británico, como han hecho otros países europeos, se ha comprometido a recortar en un 60 % las emisiones de dióxido de carbono antes del año 2050.

Los hogares del Reino Unido son responsables de cerca de un tercio de las emisiones de efecto invernadero.

El dispositivo es de fácil instalación y permite saber cuánta energía se gasta o se ahorra al tenerlo encendido o apagado.

Los expertos aseguran que si bien los aparatos que se entregarán (en principio durante 2008, según aseguran fuentes del Gobierno laborista) no serán los medidores más avanzados del mercado, su utilización podrá ahorrar al consumidor cerca de un 7 % de su gasto en electricidad.