La Assemblea de Docents ha exigido este viernes la dimisión de la consellera de Educación, Cultura y Universidades, Joana Maria Camps, y ha repartido 300 carteles con su imagen al revés -emulando la figura de Felipe V en Xàtiva- con el objetivo de que sean colgados en los centros educativos con motivo del inicio de curso para denunciar su "política incendiaria".

Los portavoces de la Asamblea, Iñaki Aicart y Guillem Barceló, han asegurado en rueda de prensa que el actual equipo de la Conselleria no es "válido" para la comunidad docente después de haber "usado" a los inspectores como comisarios políticos, haber "expedientado sin causa" a los directores de centro o "cobijado a la extrema derecha que actúa contra los docentes de forma intimidatoria".

Durante la rueda, la Assemblea de Docents ha hecho un llamamiento a las asambleas de los centros educativos para que cuelguen el retrato de la consellera boca abajo en un lugar visible, para denunciar el caos que vive la educación de Baleares por las políticas "erráticas y arbitrarias" del Govern-

Según han explicado, la acción de colocar boca abajo el retrato de un personaje público en señal de reprobación, tiene un antecedente histórico en 1707 cuando Felipe V hizo incendiar la ciudad de Xàtiva y expulsó a sus habitantes, en represalia por su resistencia.

Por otro lado, han asegurado que Camps no es una interlocutora válida para la comunidad docente al ser la responsable de un "triple recorte", económico, cultural y democrático.

Así, la Assemblea quiere mostrar su rechazo a la incendiaria gestión educativa de los tres últimos años y que, según su opinión, ha dibujado un escenario de un mundo al revés donde los directores que cumplen la legalidad son "expedientados y castigados, mientras los imputados en procesos judiciales son amparados y premiados".

Además, denuncian que los inspectores que "se resisten a hacer consignas políticas sean depurados y los comisarios políticos que quieren hacer inspección educativa sean promocionados" o que los especialistas, representantes de profesores y padres de alumnos no sean escuchados mientras que ciertos "grupúsculos de presión poco representativos sean obedecidos".

Denuncia del ipfb

Tras la presentación de la campaña por parte de la Assemblea de Docents, el Instituto de Política Familiar de Baleares (IPFB) ha informado en un comunicado que ha denunciado ante el Institut de la Dona "por sexismo y violencia de género".