La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) de Castilla y León ha valorado el anuncio hecho por el consejero de Educación, Juan José Mateos, de convocar nuevas oposiciones para "entre 125 y 150 profesores", y ha exigido al Gobierno que anule la imposición de la tasa de reposición del 10%, que impide que se puedan sustituir todos los profesores que por jubilación u otras causas dejan la plantilla.

Así lo ha indicado la presidenta autonómica de Enseñanza de CSI-F, Isabel Madruga, tras conocer las palabras del consejero de Educación durante la presentación del curso escolar 2014-2015.

La responsable de Enseñanza de CSI-F ha insistido en que la convocatoria de oposiciones para profesorado "no supone ningún coste añadido para la Junta", ya que las plazas de profesorado se ocupan a través de adjudicaciones a interinos. Por el contrario, reitera que se aporta más estabilidad al sistema educativo, y se refuerza la calidad y la organización en los centros.

"No tiene sentido que 4.000 profesores de Castilla y León, un 18 por ciento del total, sean interinos. Mantener un porcentaje tan alto de interinidad hace insostenible el sistema, y provoca muchas incidencias y cambios, que para nada benefician al objetivo de conseguir la máxima calidad en la enseñanza de Castilla y León", ha reafirmado Madruga.

"La existencia de esas 4.000 plazas ocupadas por profesorado interino, demuestra que la convocatoria de sólo 150 plazas a oposición soluciona muy poco", por lo cual exige una convocatoria "acorde con las necesidades reales del sistema", añade.

Madruga también considera "una noticia positiva" que el número de docentes en la enseñanza pública aumente casi en un centenar este nuevo curso. Pero ha destacado que de los 96 nuevos profesores, sólo 51 pertenecen a los cuerpos docentes, mientras los otros 45 son asesores de secciones bilingües y centros British.

En este punto, además, se observa que se crean este curso 79 secciones bilingües y 8 centros British, para los que se dotan únicamente esos 45 asesores. Por ello, CSI-F quiere insistir en la necesidad de negociar el bilingüismo en Castilla y León, y dotarlo de los recursos que necesita.

La responsable del sector de Enseñanza de CSI-F Castilla y León ha lamentado que la educación de la Comunidad todavía siga marcada por "la supresión de un millar de profesores en el curso 2011-2012", a los que ha reclamado recuperar. Por eso, el dato de que la enseñanza concertada mantenga el mismo número de profesores, sólo evidencia que "a la enseñanza pública y la privada siguen sin medirse por el mismo rasero, porque la concertada no ha sufrido los recortes de la pública".

CSI-F reclama que se mime y se cuide más la enseñanza en el medio rural y sus recursos, donde existen unas circunstancias y una problemática que requiere más atención, y que sólo atiende la enseñanza pública. El dato global de que habrá unos 1.100 alumnos más en este curso en Castilla y León es bueno, pero el sindicato independiente recalca que las matrículas en el medio rural se han reducido, una razón más para cuidar mejor la enseñanza en el medio rural.

Por otra parte, Madruga ha agradecido la voluntad mostrada por la Junta, "de mantener los coordinadores inter-niveles, aunque hayan desaparecido los ciclos de Primaria, por ser una figura importante para la organización, y que reivindicamos. Eso sí, pedimos a la Junta que mantenga el número de esos coordinadores, con la aplicación de la Lomce".

Finalmente, CSI-F también valora la novedad de la creación de nuevas fórmulas de formación práctica en los centros de los nuevos graduados de Magisterio (programa experimental DIR) y del máster para profesores de Secundaria. Eso sí, CSI-F quiere instar a la Junta a que valore este trabajo docente y de apoyo que hacen los profesores, con los nuevos profesionales de la Enseñanza en prácticas, y que reconozca una retribución económica, de la que se viene hablando, pero que no se da.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.