El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha anulado el estudio de detalle presentado por el Ayuntamiento de Argoños para la regularización de cuatro viviendas con sentencia de derribo en la zona del Camino del Portillo al considerar que tiene "como único objeto" el "convertir lo ilegal en legal".

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJC ha estimado el recurso que presentó la Asociación para la Defensa de los Recursos Naturales de Cantabria (ARCA) y ha declarado nulo el acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Argoños de 5 de octubre de 2012 por el que se aprobaba definitivamente el estudio de Detalle para cuatro viviendas unifamiliares aisladas del Camino del Portillo.

El TSJC considera que el estudio de detalle debe ser declarado nulo porque tiene "como único objeto" la legalización de unas obras declaradas ilegales en sentencia firme en 2003 por parte del Tribunal Supremo.

Según la Sala, por ello, se "incumple" la "obligación" de la Administración de justificar su actuación en relación a este estudio detalle que promueve.

"Si buen la Administración sigue disponiendo de sus facultades de ordenación urbanística y, por tanto, de modificación de las determinaciones aplicables, debe, si ello incide sobre actuaciones ya declaradas ilegales en sentencia firme, demostrar que la modificación no tiene la finalidad de convertir lo ilegal en legal, sino la de atender racionalmente al interés público urbanístico", señala la sentencia.

Tras conocer esta resolución judicial, fechada el pasado 22 de julio y consultada por Europa Press, AMA, la asociación que aglutina a los afectados por viviendas con sentencia de derribo, considera qu con esta sentencia el TSJC "vuelve a dar un duro revés a los planes del Gobierno de Cantabria y al Ayuntamiento de Argoños".

La sentencia condena a costas al Ayuntamiento, promotor de este estudio, que redactó la empresa Dirsur en julio de 2012. La resolución no es firme y contra ella cabe recurso.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.