El 28 por ciento —cuatro de 14— de las personas que han fallecido en lo que va de año en accidentes de tráfico a bordo de turismos y furgonetas en las carreteras de la provincia de Jaén no llevaba puesto el cinturón de seguridad, mientras que uno de los cuatro fallecidos en el mismo periodo de tiempo en vías urbanas, también en el territorio jiennense y a bordo del mismo tipo de vehículos, tampoco hacía uso de ese elemento de seguridad.

Son datos que ha puesto este viernes encima de la mesa el jefe provincial de Tráfico, Juan Diego Ramírez, en el transcurso de la rueda de prensa en la que ha presentado junto al subdelegado del Gobierno en Jaén, Juan Lillo, la campaña de vigilancia y control del cinturón de seguridad y sistemas de retención infantil que la Dirección General de Tráfico (DGT) va a poner en marcha desde este lunes y hasta la medianoche del próximo domingo día 14.

Ramírez también ha indicado que dos de las ocho personas que en 2013 perdieron la vida como consecuencia de accidentes de turismos y furgonetas registrados en vías interurbanas no llevaban puesto el cinturón, y el único fallecido en vías urbanas el año pasado en siniestros de los mismos vehículos tampoco hacía uso de ese medio de seguridad.

De todo ello se desprende, según ha apuntado el representante de la DGT, que "aunque sea poco el porcentaje de denuncias" de infracciones relacionadas con el no uso de ese medio, "el pequeño porcentaje" de personas que no se pone el cinturón "es el que está asumiendo un riesgo importante", ya que el empleo de ese mecanismo "reduce de forma importante la posibilidad de lesiones", y no solo la de fallecer.

En la anterior campaña de las características de la presentada este viernes, realizada en marzo de este mismo año, los agentes de la Guardia Civil controlaron en las carreteras de la provincia 11.323 vehículos y formularon 111 denuncias a conductores o usuarios que no llevaban puesto el cinturón.

Según se ha remarcado en la rueda de prensa, durante los siete días que durará la campaña se dispondrá de todos los equipos y personal disponible, y habrá un importante incremento de los controles de vehículos por parte de la Guardia Civil de Tráfico. Igualmente, desde la Jefatura Provincial de Tráfico se ha pedido a los ayuntamientos de la provincia su colaboración con la Policía Local en las zonas urbanas de sus respectivos municipios.

Hasta este viernes se han adherido a esta campaña un total de 13 municipios de la provincia; en concreto, Alcalá la Real, Cabra de Santo Cristo, Fuensanta de Martos, Guarromán, Higuera de Calatrava, La Carolina, Linares, Mancha Real, Marmolejo, Martos, Torredelcampo, Torredonjimeno y Úbeda, según ha precisado el jefe provincial de Tráfico, que, no obstante, ha indicado que espera que esa cifra "aumente" hasta el próximo lunes.

Importancia del cinturón

El subdelegado del Gobierno ha recordado la importancia que tiene el empleo del cinturón en ciudad, ya que, en casco urbano, la posibilidad de resultar herido o muerto es cinco veces menor si se lleva puesto, y, en todo caso, el uso del cinturón reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de siniestro, así como que todos los ocupantes de un vehículo deben ir sujetos con su sistema de retención adecuado. Además, en los casos de accidentes con vuelco reduce un 77 por ciento el riesgo de muerte.

También para los ocupantes de los asientos traseros el empleo del cinturón es imprescindible para evitar grandes riesgos, según ha expuesto Lillo, que ha concretado que en un impacto frontal la probabilidad de que una persona que vaya en el asiento de atrás golpee mortalmente a otro pasajero de los asientos de delante puede ser de hasta ocho veces mayor.

La campaña que arranca este lunes también se centra en los pequeños pasajeros, ya que se quiere insistir en la obligatoriedad de que vayan asegurados con dispositivos de seguridad específicos para su edad, los denominados sistemas de retención infantil (SRI), y se pide a los padres que no bajen la guardia en los trayectos cortos, pues es en el recorrido de casa al colegio donde se acumulan el mayor número de conductas de riesgo.

"Un propósito importante de la campaña es que ningún niño pierda la vida por no ir con un dispositivo adecuado a su edad y a su altura", ha indicado Lillo, mientras que Ramírez ha recordado que la legislación establece que "al menos los niños de hasta 35 centímetros tienen que usar la 'sillita'".

La sanción contemplada para quienes no lleven puesto el cinturón se concreta en 200 euros de multa —para la persona que cometa la infracción— y la retirada de tres puntos para el conductor del vehículo, según se ha recordado en la presentación de la campaña, en la que se ha indicado además que en el pasado año 2013 el número de personas denunciadas en la provincia por no usar estos medios de seguridad ascendió a un total de 3.197, así como que ésta es la cuarta causa de denuncia, por detrás del exceso de velocidad, falta de documentación de vehículos y conductores.

Un verano "muy malo"

A preguntas de los periodistas, tanto el subdelegado del Gobierno como el jefe provincial de Tráfico han coincidido en calificar de "muy malo" el verano en lo que accidentes mortales en las carreteras de la provincia de Jaén se refiere.

Así, Ramírez ha indicado que aunque entre los meses de julio y agosto del pasado año se registraron más accidentes con heridos que en éste —72 frente a 70—, sí se han multiplicado las personas fallecidas, que han sido ocho en el mismo lapso de tiempo, mientras que en 2013 solo hubo una en el único accidente mortal que se registró.

En lo que va de año se han registrado 15 fallecidos en vías interurbanas en la provincia de Jaén, cifra que ya es superior a la de todo el pasado año, cuando fueron 14 quienes perdieron la vida en ese mismo tipo de carreteras, y en este aspecto "se ha vuelto a cifras de 2011", según ha lamentado el directivo de la DGT, que ha confirmado que "ha aumentado la gravedad de los accidentes" registrados.

Consulta aquí más noticias de Jaén.