La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha explicado este viernes que "no hay ningún desplome en ningún" sector afectado por el veto de Rusia a las exportaciones agroalimentarias de la Unión Europea, pero ha pedido a Bruselas que vigile el mercado para actuar con prontitud y activar las "medidas y presupuesto que se requiera" si la situación cambia.

"A fecha de hoy no hay ningún desplome en ninguno de los sectores afectados, lo cual no significa que no debamos mantener esta vigilancia permanente, porque es fundamental actuar con prontitud", ha declarado la ministra española a la prensa en Bruselas, en donde asiste a un consejo extraordinario de ministros europeos para analizar el impacto del castigo de Moscú.

En opinión de García Tejerina, es importante poner en marcha medidas "rápidamente" para enviar una señal de seguridad a los mercados y "evitar que de verdad lleguen a caer los precios". Unas medidas que, según la ministra, deben llegar "desde la Unión Europea" y con los instrumentos que ofrece la Política Agraria Común (PAC), porque el veto es la represalia de Moscú por una decisión de los 28 de imponerle sanciones por su papel en Ucrania.

La ministra ha señalado que estos pasos se dieron con urgencia para los sectores más vulnerables, como el del melocotón y la nectarina y otras frutas y hortalizas y ha pedido que se repitan para otras producciones cuyas campañas empiezan ahora y son de especial interés para España, como los cítricos, el caqui y la granada.

Hasta la fecha, Bruselas ha anunciado 33 millones de euros para el melocotón y la nectarina, 125 para frutas y verduras de temporada como el tomate y la pera y apoyos para el almacenamiento privado de queso, mantequilla y leche en polvo desnatada que podrían sumar entre 10 y 20 millones de euros más.

El comisario de Agricultura, Dacian CIolos, también presentará este viernes a los ministros los detalles de una medida adicional y que supondrá doblar, de 30 a 60 millones de euros los fondos con que se cofinanciarán los programas de promoción de productos agroalimentarios que se presenten antes de que acabe este mes y que se pondrán en marcha a partir de 2015.

Sobre la idea del comisario, García Tejerina ha opinado que todas las medidas de apoyo son "importantes", porque tanto la promoción como la apertura de nuevos mercados "mejorarán" la situación del sector europeo "en el medio y el largo plazo".

Con todo, la ministra española ha insistido en la necesidad de que producciones estacionales como los cítricos, la granada y el caqui tengan la posibilidad de acogerse a medidas de intervención como la retirada del mercado y vigilar la situación por si la demanda de los agricultores exigiera "ampliar" los 125 millones de euros ya previstos.

"Para saber si (125 millones de euros) son mucho, poco o sobran, lo primero que tenemos que hacer es una valoración de cómo evolucionan los mercados y cómo el sector quiere utilizar los mecanismos que hoy están a su disposición", ha concluido.

Así, España subrayará en la reunión a 28 que Bruselas siga actuando "con prontitud" y que antive "todos los mecanismos" que sean necesarios, "con el presupuesto que se requiera" y "todas las medidas que cada sector requiera en cada momento".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.