Los Socialistas de Llucmajor han solicitado al alcalde del municipio, Joan Jaume, que explique públicamente su postura y la del Consistorio en relación a la implantación de 110 torres de alta tensión entre Llucmajor, Cala Blava y s'Arenal.

Tal y como ha puesto de manifiesto la formación en un comunicado, el PSIB está en contra de la construcción de esta línea eléctrica puesto que se trata de torres de 40 metros de altura que "destrozan la Marina de Llucmajor y toda la zona de urbanizaciones".

En este contexto, el secretario general de la Agrupación Municipal Socialista, Joan Catany, ha apuntado que el Ayuntamiento debe posicionarse al respecto y decir "si quiere o no estas torres y, si es que no, qué medidas ha puesto en marcha para evitarlo".

Catany ha aseverado que se trata de "una nueva obra faraónica al estilo del PP que nos recuerda al Palma Arena o al aparcamiento de la Plaza Reina María Cristina de s'Arenal", en relación al cual "los ciudadanos de Llucmajor están pagando un préstamo de 6 millones de euros con intereses por una infraestructura que no se llegó a construir".

Finalmente, el secretario general de los Socialistas de Llucmajor ha pedido al alcalde que "sea valiente y deje de confundir a los ciudadanos con posturas ambiguas".