El subdelegado del Gobierno en Jaén, Juan Lillo, ha insistido este viernes en señalar que "no se ha paralizado nada en absoluto" en la obra de la autovía A-32 en la provincia, por lo que ha garantizado que dicho proyecto concluirá "en tiempo y forma".

Lillo ha respondido así, a preguntas de los periodistas, en el transcurso de una rueda de prensa y en respuesta al PSOE, cuyo diputado en el Congreso Felipe Sicilia ha urgido esta semana la "reanudación" de la obra de la A-32 en su tramo Úbeda-Torreperogil, al advertir que dichos trabajos se encuentran actualmente "paralizados".

Tras señalar que "no sabe" por qué el PSOE "habla de paralización" de esas obras "cuando quien paralizó esa autovía fue (José Luis Rodríguez) Zapatero cuando era presidente del Gobierno, que eliminó las disponibilidades presupuestarias" para la misma, el subdelegado ha argumentado además, "sin ánimo de polémica", que "al PSOE le molesta" que el PP, tras su llegada a La Moncloa en 2011, cuando se encontró la obra "parada", la puso "en marcha".

Al hilo, ha subrayado que "se han gastado ya más de 100 millones de euros" en este proyecto y "se ha inaugurado el tramo Ibros-Úbeda", y se mantienen "a un ritmo importante los tramos Linares-Ibros y Úbeda-Torreperogil".

Respecto a este último caso, en el que se centraba la crítica socialista, Lillo ha explicado que "ha habido que hacer una serie de reformados" en el proyecto de las obras una vez que éstas "han estado mucho tiempo paradas", y la ministra de Fomento, Ana Pastor, a su juicio "con muy buen criterio", ha dicho que "no se puede hacer la obra que se anuncia en el reformado mientras tanto no esté aprobado el reformado", un modo de proceder que "no se hacía antes", según ha apostillado.

Así las cosas, "lo que ha pasado", según ha añadido, es que habida cuenta de esa circunstancia, y dado que "desde el Ministerio se le ha dicho que mientras no se apruebe el reformado no se puede trabajar allí", la empresa que "tiene asignada y adjudicada la obra con unos plazos de entrega determinados", ha decidido "por razones de economicidad cerrar los cinco o seis tajos que tenía abiertos y ha aprovechado para dar vacaciones" al personal que trabaja precisamente en "uno de los tramos que más mano de obra mueve".

"Pero no se ha paralizado nada en absoluto", ha insistido el subdelegado, que ha remachado que "la obra sigue adjudicada a la empresa que la tenía, el reformado se resolverá a lo largo de este mes y los plazos de entrega de la obra adjudicada siguen vigentes para la constructora que la está haciendo".

Es más, "la idea es que a lo largo del año que viene se inaugure, más bien pronto que tarde, el tramo Linares-Ibros, que está muy avanzado", ha puntualizado el representante del Gobierno, que ha concluido lanzando un mensaje al PSOE para que "no le quepa la menor duda de que la obra se va a hacer en tiempo y forma", algo que se verá "en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) próximos", en los que augura que habrá "cantidad suficiente de inversión para terminar la obra a lo largo de 2015 y también para 2016".

Consulta aquí más noticias de Jaén.