Alfredo Blanco asegura que con estas modificaciones la presión fiscal bajará un 1,77%

Más de 25.000 personas se acogieron a los beneficios fiscales en 2012 y 2013

El Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado este viernes en Junta de Gobierno la modificación de las Ordenanzas Fiscales para el año 2015 que establecen la congelación de los impuestos y tasas municipales e incorporan once bonificaciones fiscales en referencias como el impuesto de Plusvalías, y las tasas por prestación de servicios urbanísticos, licencias ambientales, expedición de documentos, y utilizaciones privativas y aprovechamientos del dominio público.

Así lo ha explicado este viernes el concejal de Hacienda y Función Pública del Ayuntamiento, Alfredo Blanco, que ha querido señalar el "carácter social" del proyecto de modificación ya que considera que las bonificaciones buscan influir en la creación de empleo y son más sensibles con los ciudadanos que "han sufrido con más rigor la crisis económica".

Con el proyecto aprobado este viernes, que se someterá al Pleno municipal en el mes de octubre, el equipo de Gobierno mantiene invariables los impuestos por tercer año consecutivo, mientras que será la segunda congelación de tasas consecutiva.

Cabe apuntar que, según los programas electorales del PP, los impuestos y tasas municipales "no pueden subir por encima de la variación del IPC interanual del mes de agosto del año anterior". Este año, todo indica que el dato, que aún no se conoce, será negativo pues la estadística adelantada apunta a un descenso del 0,5% en la media estatal.

No obstante, en la última ocasión en la que el IPC del mes de agosto tuvo variación negativa —0,8% en 2009— las tasas e impuestos del año siguiente se congelaron porque el equipo de Gobierno adujo que el compromiso electoral se refiere sólo a subidas y no a hipotéticas bajadas.

Así ocurre en esta ocasión, cuando, según Alfredo Blanco, habría sido "irresponsable" tomar una decisión "electoralista" de bajar los impuestos municipales, algo que considera que el Ayuntamiento no se puede permitir. El edil ha apuntado que una reducción de ingresos por los tributos repercutiría en una caída de la previsión de gasto en el Presupuesto de 2015.

En la ordenanza se incluyen diversas modificaciones para introducir nuevas bonificaciones en los impuestos y tasas, un total de once, que se suman a las ya existentes. Blanco ha recordado que, de esta manera, se finalizará el actual mandato municipal (2011-2015) con 30 nuevos beneficios fiscales, pues en los tres ejercicios anteriores ya se habían añadido 19.

Más de 25.000

Personas accedieron a las bonificaciones

Según los datos aportados por el edil de Hacienda, en los ejercicios ya cerrados de 2012 y 2013, un total de 25.429 vallisoletanos se ha beneficiado de alguna de las bonificaciones fiscales, lo que ha supuesto una cantidad de 10,5 millones de euros. También ha recordado que, entre 2008 y 2011 las personas que se acogieron fueron 41.000, con el ahorro para ellos de más de 13 millones.

Por ello, Alfredo Blanco ha resaltado que tanto la introducción de nuevos beneficios fiscales, como el mantenimiento de los que ya existían, ha aseverado Blanco, supone un "importante esfuerzo" para el Ayuntamiento. Estas medidas, se compatibilizarán, ha garantizado con "la adecuada prestación de los servicios sociales y del resto de los servicios públicos municipales".

Las principales novedades para el 2015 tienen que ver con los estímulos fiscales a la dinamización de la economía y a la creación de empleo en la ciudad. Así, en la Tasa por Expedición de Documentos necesarios para el cambio de titularidad de negocios se ha introducido una nueva exención, siempre que el nuevo titular del negocio mantenga el empleo anteriormente existente durante los doce meses posteriores al cambio de la titularidad, o, en el caso de que no hubiera trabajadores anteriores se contrate con carácter indefinido al menos a un trabajador, durante los doce meses siguientes al cambio de titularidad.

En la Tasa por prestación de servicios urbanísticos se establece una reducción del 50% de la tarifa cuando las obras de construcción, ampliación, modificación, rehabilitación o reforma de construcciones o instalaciones a realizar tengan como finalidad la adecuación de un local para su apertura como establecimiento dedicado a actividades empresariales.

En la Tasa por licencias ambientales y de actividades sometidas al régimen de comunicación se establecen reducciones a la cuota que alcanzan el 50% para primeros establecimientos; 70% para ampliaciones o para segundos locales, cuando se mantengan los anteriores durante los doce meses siguientes al inicio de la nueva actividad.

Por otro lado, en esta misma tasa, se incrementan las bonificaciones para aquellos sujetos pasivos que contraten con carácter indefinido trabajadores durante los doce meses siguientes al inicio de la actividad, de forma que la contratación de un trabajador supondrá una bonificación del 50%; la bonificación será del 75% en el supuesto de contratación de entre 2 y 5 trabajadores y alcanzará el 99% si se contratan más de 5 trabajadores.

En la Tasa por aprovechamiento especial de las vías públicas municipales por entradas de vehículos a través de las aceras y reservas de espacio para aparcamiento, carga y descarga de mercancías de cualquier clase, se establece una reducción del 50% en las tarifas cuando afecte a reservas de espacio permanentes que estén ubicadas en suelo con la calificación de uso industrial.

Exención para desahuciados

En cuanto a las medidas dirigidas para favorecer a las personas más afectadas por la crisis, se establece la exención en el Impuesto sobre Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, conocido como de Plusvalías, para las transmisiones realizadas con ocasión de la dación en pago de la vivienda habitual, así como para las transmisiones de viviendas habituales realizadas en ejecuciones hipotecarias judiciales o notariales. De este modo, se evita que las personas que pierden su vivienda por impagos tengan que abonar este impuesto.

El concejal ha reiterado que la congelación de todos los tributos, el mantenimiento de la totalidad de las bonificaciones fiscales de años anteriores, unido a los que estarán vigentes en 2015, permitirán que se produzca una disminución de la presión fiscal del 1,77%, con relación al presente ejercicio 2014, lo que sitúa a Valladolid como "una de las capitales españolas con impuestos más bajos".

En este sentido, ha destacado que, según los datos del Ministerio de Hacienda, un ciudadano vallisoletano paga en 2014, de media, 476 euros al año por impuestos, tasas y precios públicos, sensiblemente por debajo de los 596 de promedio en el conjunto estatal.

El edil 'popular' ha destacado que se mantiene un "alto grado de responsabilidad" entre los ciudadanos, ya que en el período voluntario de pago del IBI, se ha recaudado el 93 por ciento de los recibos emitidos; mientras que el Impuesto de Vehículos se quedó en el 86%, cifras que Blanco considera que "animan al equipo de gobierno a continuar con sus políticas de moderación fiscal y acercamiento de la administración tributaria a los ciudadanos".

En esa dirección, ha recordado, ya se han creado mecanismos como la Carpeta del Contribuyente en la web municipal, la distribución anual de la Guía del Contribuyente o la puesta a disposición de los vallisoletanos de la Cuenta Tributaria para fraccionar el pago en 12 meses.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.