La liquidación de la mayor parte de los inmuebles y bienes del Grupo Zent, holding al que está vinculado el empresario sevillano Luis Portillo, se deberá efectuar por subasta, al no ser posible la dación en pago, debido a la falta de acuerdo entre las numerosas entidades financieras que concurren en dichos inmuebles.

Fuentes cercanas a la operación han explicado a Europa Press han recordado que en el mes de mayo el Juzgado de lo Mercantil 1 de Sevilla emitía un auto por el que aprueba el plan de liquidación del Grupo Zent, donde se establecían los bienes a liquidar, entre los que figuran numerosas fincas, viviendas de diverso tipo, oficinas e incluso un chalé ubicado en la avenida de La Palmera de Sevilla y donde se perfilan contemplan daciones en pago a entidades financieras acreedoras para la mayoría de los inmuebles.

Las fuentes han precisado ahora que la mayoría de dichos inmuebles, en torno a un 95 por ciento, no se van a poder liquidar por la vía de la dación en pago y se va a tener que realizar dicha liquidación por subasta, toda vez que, según explican las fuentes, "existen muchas entidades financieras que confluyen en todos los inmuebles con distintas hipotecas financieras y entre las que no ha existido acuerdo, por lo que no se puede hacer la dación en pago".

Han explicado que en el caso de que concurran sobre un mismo bien o inmueble varias hipotecas financieras "o tiene que haber acuerdo entre ellos, entre el segundo o tercero en rango de importancia con el primero, o bien que existiera una sola carga".

De esta forma, las fuentes han precisado que "los principales inmuebles del grupo irán a subasta", algo que se efectuará por separado para cada inmueble o bien, y por la vía de subasta notarial. Asimismo, han explicado que las subastas se podrían acometer en un mes y medio aproximadamente, esto es, en el mes de noviembre.

Las fuentes consultadas han estimado que Grupo Zent podría tener entre 25 y 30 inmuebles, gran parte de ellas fincas, y la idea inicial era que "la mayor parte se liquidara a través de acuerdos con entidades financieras para llevar a cabo daciones en pago de los inmuebles", aunque finalmente se deberá efectuar mediante subastas.

Asimismo, las fuentes han precisado que en el caso del hotel Gran Vía Senator, propiedad del Grupo Portival, perteneciente al holding Grupo Zent Inversiones, aún no se sabe si podrá existir acuerdo entre las tres entidades financieras acreedoras. En el caso contrario, el hotel debería ir también a subasta, a través de un nuevo procedimiento.

Un año el período de liquidación

Las fuentes han explicado que el período de liquidación suele tardar en torno a un año.

Entre los bienes sometidos al plan de liquidación se encuentran un palacete en la urbanización de La Motilla, en Dos Hermanas (Sevilla), fincas rústicas en Huelva y Córdoba, puntos de atraque y chalés en Sotogrande, en San Roque (Cádiz), y el pabellón de Hungría en la antigua Expo 92.

El pasado mes de diciembre el Juzgado de lo Mercantil 1 de Sevilla abrió la fase de liquidación del grupo Zent Inversiones, al que está vinculado Portillo, cuyo plan de liquidación se concluyó y se presentado al juez en enero de este año. Ente los bienes incluidos en este plan de liquidación figuran viviendas, oficinas, fincas e incluso créditos financieros.

El grupo Zent Inversiones, al que está vinculado el empresario sevillano Luis Portillo, había presentado una solicitud de declaración de concurso de acreedores para 13 de sus empresas ante el Juzgado de lo Mercantil de Sevilla.

Según han indicado a Europa Press fuentes cercanas a la negociación, entre las sociedades para las que se ha presentado el concurso se encuentran Zent Inversiones, Expo-An, Grupo Portival, Inversiones Portival, Inmópolis, Inversiones Empresariales Tersina, Desarrollo Empresarial Quetro, Nazaria, Vitafresh y Jabugo Nature.

En abril de 2013, dichas sociedades del grupo Zent Inversiones presentaron preconcurso con el objetivo de negociar la refinanciación de su deuda.

Tras estos meses de negociaciones, el grupo decidió presentar concurso voluntario, bajo la dirección letrada del bufete Montero Aramburu, "ante la dificultad, en el actual contexto económico y financiero, de alcanzar un nuevo acuerdo con sus principales acreedores, en orden a atender el pago de éstos".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.