El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, se ha dirigido a los responsables del sector de la aceituna de mesa, a los que ha instado a conciliar las diferentes posturas existentes en materia de autorregulación, así como a extremar su compromiso con la calidad del producto y con la excelencia y modernización de los procesos de manufactura, ante el adelanto de la campaña del verdeo a estos primeros días de septiembre y a las estimaciones de que la campaña se presenta con perspectivas de una cosecha "irregular".

Villalobos ha firmado un convenio de colaboración con el alcalde de Arahal, Miguel Ángel Márquez, en su calidad de presidente de la Fundación para el Fomento y Promoción de la Aceituna de Mesa, por el que la institución provincial, uno de los integrantes de la fundación, va a realizar una aportación, con la que se van a poner en marcha una serie de iniciativas promocionales de este producto de cara al gran público consumidor, como talleres de educación y sensibilización sobre la importancia de la aceituna de mesa, tanto a nivel económico como cultural, impulsando el conocimiento de sus cualidades y variedades.

Tras recordar que Sevilla es la primera productora mundial de aceituna de mesa, Villalobos ha conversado con los responsables de la fundación sobre los datos adelantados por algunas organizaciones agrarias, que vaticinan que la campaña de recogida de la aceituna manzanilla va a estar en valores medios, al igual que la hojiblanca, mientras que en las variedades gordal, cacereña y carrasqueña, la producción de este año estará por debajo de la cosecha media.

"Es evidente que esto le va a hacer al sector de la aceituna sevillano volver la mirada a las producciones del mercado internacional y que este descenso previsto en la recogida, de entre el 40 y el 60 por ciento con respecto a la campaña anterior, puede traducirse en un aumento de los precios, y contribuir a la recuperación del sector", ha dicho Villalobos.

El presidente provincial ha instado a los integrantes del sector a sumarse y secundar todas las iniciativas que supongan promocionar un producto "que es estratégico de nuestro agro y del tejido económico provincial, que registra índices importantes de empleo y peonadas". En este sentido, Villalobos ha mencionado el interés de acciones como la reivindicación de la denominación de calidad para las variedades Manzanilla y Gorda, en la que la Diputación también está implicada, porque "es vital, en estas condiciones de producción y con vistas a la ampliación de los mercados, que los consumidores no tengan dudas a la hora de referenciar el origen de nuestras aceitunas".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.