Las infracciones penales han bajado en Castilla y León un 2,9 por ciento durante el primer semestre del año, de manera que la Comunidad es la séptima más segura, con 31,7 infracciones por cada 1.000 habitantes frente a las 45,1 de media en España.

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, ha hecho balance de varias materias, entre ellas seguridad, respecto a la cual ha mostrado su satisfacción por los resultados obtenidos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

En concreto, los delitos han descendido un 4 por ciento, mientras que las faltas han descendido en un 2,1 por ciento, algo que demuestra que Castilla y León es una comunidad "segura para vivir, disfrutar e invertir", ha señalado Ruiz Medrano, quien ha advertido de que estos datos no deben suponer la "complacencia".

En cuanto a los datos provisionales del mes de julio, el delegado del Gobierno ha adelantado que, en el ámbito del Cuerpo Nacional de Policía, las infracciones han bajado desde enero un 4,35 por ciento, de 26.361 en 2013 a 25.213 este año, mientras que las infracciones en el ámbito de la Guardia Civil han pasado de 18.622 en 2013 a 18.117 en 2014, un 2,71 por ciento menos.

Por otro lado, en lo que se refiere a los equipos ROCA, cuya labor fundamental se desarrolla en el entorno rural, entre el 1 de enero y el 31 de agosto han presentado 766 denuncias, detenido a 166 personas e imputado a 116, han realizado más de 300 reuniones informativas y han llevado a cabo más de 1.600 entrevistas personales con el fin de prevenir delitos.

Lacra de la violencia de género

Además, el delegado del Gobierno se ha referido a los datos por violencia de género en Castilla y León, donde en lo que va de año han fallecido dos mujeres asesinadas "brutalmente" en Medina del Campo (Valladolid) y Cubillos del Sil (León).

Ruiz Medrano ha señalado que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado trabajan "duro" para evitar este "drama", pero también ha insistido en la necesidad de perder el "miedo" a la denuncia, algo "fundamental" y "clave".

Por otra parte, el delegado del Gobierno también ha cuantificado el número de manifestaciones que se han producido en Castilla y León, un total de 2.100, de las cuales 1.698 fueron comunicadas y 423 no.

De esta forma, se produce un descenso de 606 actos de este tipo con respecto a 2013, cuando se cuantificaron 2.700 manifestaciones (2092 comunicadas y 691 que no lo fueron).

Consulta aquí más noticias de Valladolid.