La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano, ha señalado este miércoles que los servicios jurídicos de la Administración andaluza están estudiando un posible recurso contra la sentencia de la Audiencia Nacional (AN) que condena a la Junta de Andalucía por la gestión de la extinta Agencia Andaluza del Agua en el río Guadalquivir en las riadas de diciembre del año 2010.

En comisión parlamentaria, la consejera ha afirmado que las inundaciones se debieron "únicamente" por la "gran cantidad de lluvia y la concentración de precipitaciones en tres o cuatro días", de manera que ha negado que se debieran a "negligencias en operaciones de desembalse".

Así, ha dicho no compartir los fundamentos de la sentencia, ya que los desembalses son gestionados por el personal técnico, en concreto, "el mismo personal de antes de que se llevara a cabo la transferencia de competencias y que lo sigue haciendo", de manera que lo ocurrido "habría sido lo mismo si la gestión no se hubiera traspasado".

De esta manera, ha insistido en que la Junta asumirá todas las sentencias firmes en este sentido, pero "mientras no sea firme, dentro de lo posible se agotarán todas las posibilidades para recurrirla".

Por su parte, el diputado por PP-A Adolfo Molina ha señalado la "pésima" gestión de la Administración andaluza de cara a los desembalses en 2010 y ha extraído una afirmación de la sentencia en la que se apunta que "las lluvias no fueron torrenciales ni excepcionales".

Por último, ha lamentado que la consejera "no sea capaz de reconocer que, a lo mejor, algo se hizo mal". "Los ciudadanos necesitan ver a sus políticos reconocer que quizás algo no se hizo bien", ha señalado.

Planes de limpieza de cauces

También en comisión parlamentaria, la consejera, a petición propia y del PSOE-A, ha informado sobre los planes de limpieza, drenaje y acondicionamiento hidrológico-forestal de cauces de ríos y arroyos en Andalucía en materia de prevención de riadas e inundaciones en el presente año 2014.

En este sentido, la consejera ha delimitado las competencias de cada administración al respecto y ha explicado que responsable para ejecutar el mantenimiento y limpieza cauces en zonas urbanas es de los ayuntamientos, mientras que las obras de encauzamiento contra inundaciones en zonas urbanas declaradas de interés serán realizadas por la Junta según la disponibilidad presupuestaria.

Serrano ha señalado que la Junta sigue el "máximo rigor" en el empeño de sus competencias "en función del riesgo y la necesidad" siguiendo criterios técnicos y eficacia de los recursos.

Asimismo, ha apuntado que, en la actualidad, la Junta está elaborando un nuevo plan de prevención de avenidas e inundaciones. Un documento que se encuentra en fase final de redacción.

Por su parte, el diputado del PP-A Víctor González ha criticado la bajada de presupuesto en este ámbito y ha instado a la Junta a poner en práctica el plan vigente.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.