El portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Carlos Rojas, ha señalado este miércoles que no espera "nada" de la comparecencia que realizará mañana jueves en la Cámara autonómica el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Luciano Alonso, sobre las posibles irregularidades en fondos de formación profesional al entender que se trata de un "paripé" acordado entre PSOE-A e IULV-CA para "proteger" a la presidenta de la Junta, Susana Díaz.

De este modo se ha referido Rojas, a preguntas de los medios de comunicación en rueda de prensa, a la Comisión extraordinaria y monográfica que se celebrará este jueves en el Parlamento andaluz después de que la semana pasada los grupos de PSOE-A e IULV-CA registraran conjuntamente esta petición, que también fue solicitada por el Consejo de Gobierno a petición propia.

Rojas ha recordado que esta comisión se va a celebrar después de que los socios de gobierno en la Junta de Andalucía rechazaran en la Diputación Permanente los dos plenos extraordinarios sobre los ERE y los fondos de formación que pidió su grupo y que, por tanto, no es más que "una maniobra de evasión" de sendos partidos para "tapar" la corrupción que "salpica" al Gobierno de Susana Díaz.

"No esperamos nada nuevo porque el señor Alonso, aunque dice que ha dicho todo lo que tenía que decir, no ha aclarado nada y no va a resolver mañana nada a buen seguro", ha sentenciado Rojas, quien ha insistido en que el PP-A espera "muy poco" de esta comisión extraordinaria y monográfica.

En su opinión, estamos ante un "subterfugio" acordado entre PSOE-A e IULV-CA para evitar que sea la presidenta de la Junta, como reclama el PP-A, la que "dé la cara y dé explicaciones a los andaluces" sobre este presunto fraude que, según ha recalcado, Susana Díaz quiso "ocultar" no haciendo público el listado de las exoneraciones concedidas en 2012 "hasta que se ha publicado en prensa" que se otorgaron exceptuaciones siendo ella ya consejera de Presidencia.

"Esto es gravísimo porque se ha mentido al Parlamento", ha apostillado el 'popular' recordando que el Consejo de Gobierno publicó una respuesta parlamentaria —a raíz de una pregunta del PP-A sobre exoneraciones a UGT desde marzo de 2010 hasta 2014— asegurando que la Consejería de Educación "tomó la decisión de no exonerar como instrumento habitual, aunque sea un procedimiento legal".

Rojas ha insistido en que en las exoneraciones de 2012 hay subvenciones a UGT-A y que, por tanto, se ha "mentido" al Parlamento, razón por la que ha pedido al presidente de la Cámara, Manuel Gracia, que "tome cartas en el asunto". A su juicio, con esta estrategia lo que pretende la Junta de Andalucía es hacer una "causa general para no tener que dar explicaciones" sobre estos cursos de formación.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.