El presidente de Fesdiscom, Miguel Rincón, ha acusado al alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, de haberse negado a consensuar la liberalización de horarios comerciales de la ciudad.

Así lo ha manifestado este miércoles en un comunicado, en el que también destaca que el sector minorista tenía una propuesta "unánime" al respecto y sugiere que Coercan "cambió de postura" en "el último minuto" por "miedo".

En respuesta a las declaraciones formuladas la semana pasada por el concejal de Comercio, José Ramón Sainz Bustillo, tras la protesta convocada por los sindicatos a raíz de la declaración de Santander como Zona de Gran Afluencia Turística, el también presidente de Apemecac ha subrayado que, aunque el Estado "impuso" la declaración, no es éste quien impone la zona ni el periodo sino el Ayuntamiento.

Además, ha precisado que el "proceso de diálogo y participación" que el concejal dice que abrió el Consistorio con carácter previo a la presentación de la propuesta se concretó en una "unánime" por parte del sector minorista, que estaba "abierto a consensuar alguna otra opción".

"Todo el sector minorista fuimos unidos; en el último momento Coercan cambió de postura, según dijo su presidente, "para evitar que el alcalde se enfadase y declarase toda la ciudad todo el año". El miedo y el consenso no suelen ir unidos", ha apuntado Rincón, que ha insistido en que el pequeño comercio esperaba "la convocatoria de alguna reunión para debatir e intentar consensuar distintas posibilidades, pero esa reunión nunca llegó".

"Tras esta petición, sin dialogo ni participación (por lo menos con el sector minorista) y sin pasar por Pleno", los comerciantes conocieron la decisión del alcalde en la rueda de prensa que convocó al efecto, lo que lleva a Fediscom a afirmar que De la Serna "es pionero en su forma de tramitar la declaración" ya que ninguno de los regidores de las ciudades afectadas por el decreto "se negó a consensuar con el sector, y por supuesto ninguno comunicó antes a los medios de comunicación su decisión que al propio sector".

"Es por tanto la primera vez que un alcalde toma la decisión de declarar una zona de esta forma", ha subrayado Rincón, que también considera al regidor "pionero" en la "rapidez en el cumplimiento de la obligación del Estado" cuando "tenía 6 meses" para ello.

Respecto a la afirmación de De la Serna de que se trata de una decisión mayoritaria (apoyada por el sector) y más restrictiva que la pedían las grandes superficies (toda la ciudad todo el año), el responsable de Fediscom ha recordado que ANGED era favorable a la apertura estival. "La propuesta presentada por el Ayuntamiento, sin dialogo ni consenso, coincide con la petición de ANGED del año 2013", ha sentenciado.

En cuanto a que al concejal de Comercio le llamara la atención que la manifestación contra la liberalización de horarios no movilizara más allá de 150 personas, Rincón considera el comentario "un intento de manipular y una falta de respeto hacia un sector que creo que no merecemos".

"¿Está intentado decir el concejal que son 150 personas las que en Santander y en Cantabria estamos en contra de la decisión? ¿Al concejal las 3.500 firmas de rechazo que tienen no le importan? ¿Las asociaciones de comerciantes no le importan? ¿Puede ser que el concejal crea de verdad que solo los que estaban en la manifestación son contrarios a la medida?", ha preguntado Rincón, quien ha sugerido al edil que "pregunte directamente al sector".

"Es un tema tan serio, tan vital, que comentarios de ese tipo nos duelen. Lo único que pedimos es un poco de sensibilidad, que se parezca en algo a la que hemos visto en todos los alcaldes a la hora de enfrentarse a una situación como en Santander", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.