El obispo de Solsona (Lleida), Xavier Novell, asegura en su carta pastoral del próximo domingo que cuando se afirma que Catalunya no tiene derecho a la autodeterminación y que sería ilegal la consulta soberanista, se está usando la ley para impedir un derecho fundamental que es anterior y superior a la Constitución.

"La Constitución de 1978 debería aplicarse de tal manera que hiciera posible que las naciones que forman España puedan decidir libremente su futuro", afirma Novell en la carta colgada en la web del obispado y recogida por Europa Press.

En el documento, el obispo remarca que hay quien considera que la Iglesia no tiene que hablar sobre este tema, y precisa que el Papa Francisco lo hizo en una entrevista el pasado mes de junio cuando habló abiertamente de los procesos de independencia distinguiendo entre las emancipaciones y las secesiones.

Novell señala que el Papa identificó el proceso catalán como un intento de secesión y evitó calificarlo moralmente, aunque mencionó las condiciones en las cuales un proceso de este tipo seria obvio y justo.

Con este argumento, el obispo leridano afirma que desde la doctrina social de la Iglesia, necesitaba dirigirse a todos los fieles de la diócesis sobre la cuestión clave que se ha planteado en Catalunya y que en su carta se define con una pregunta: "¿Tenemos derecho o no a decidir nuestro futuro?".

Añade que desde su nombramiento como obispo de Solsona, ha intentado acompañar como pastor a los fieles de su diócesis y por ello no se ha callado sobre esta cuestión, defendiendo tanto la libertad de la Iglesia respecto a cualquier posicionamiento político como la legitimidad moral del derecho a decidir de los ciudadanos de Catalunya.

"Os pido, por tanto, que no permanezcáis ajenos a este proceso y, con espíritu democrático y pacífico, escoged con tranquilidad de conciencia aquella opción ante la consulta que creáis mejor para el bien de Catalunya", concluye la carta del obispo.

TRASLADO

Novell ha abandonado esta semana el Palacio Episcopal en el que residía para trasladarse a una habitación del seminario, ha confirmado a Europa Press este miércoles la portavoz del Obispado.

El obispo ha tomado esta decisión para vivir en comunidad, ya en el seminario viven 14 curas de los que trece están jubilados y en señal de austeridad, ha adelantado el diario 'Segre'.

Consulta aquí más noticias de Lleida.