Ports IB ha procedido a instar a la empresa operadora del buque 'Passió per Formentera' a que, una vez realizadas las operaciones en el puerto, el barco fondee en la rada exterior hasta una hora antes de la operación de embarque previa a su salida, con el objetivo de "solventar el problema de contaminación acústica generado por el buque".

Según un comunicado emitido por el Govern, esta acción se ha llevado a cabo con el objetivo de solucionar este problema, que se ha venido produciendo en el puerto exterior de Ciutadella, y como continuación a las actuaciones previas y conversaciones mantenidas por Ports IB con la naviera Baleària.

Además, el Govern ha explicado que también se pretenden "eliminar las molestias ocasionadas a los vecinos" que residen cerca del dique de Son Blanc, que habían expresado su malestar por el ruido generado por el barco.

Por su parte, desde Ports IB han destacado la "colaboración y predisposición" de la naviera para llegar a una solución que minimizara los problemas que se estaban produciendo.