La Federación de Asociaciones de Padres y Madres (FAPA) de Mallorca, la Plataforma de Familias (Ferya) y el Instituto de Política Familiar de Baleares (IPFB) han criticado este martes que las administraciones públicas promuevan actividades que asocian el ocio con el alcohol como el 'Birracruzis' de Pollença y que "causan un efecto negativo sobre los menores en lugares como Magaluf".

En un comunicado, el IPFB ha asegurado que se adhiere a las críticas vertidas por la FAPA y Ferya, y ha llevado una denuncia al respecto ante la Oficina de defensa del Menor en Baleares "para que actúe de inmediato para salvaguardar los derechos de los menores y de sus familias".

Cabe destacar que tanto FAPA como Ferya han censurado el fomento por parte de las administraciones públicas de actividades que promocionan "un ocio nocivo, en la calle y a plena luz del día, y que no garantizan una correcta prevención del consumo de sustancias tóxicas entre los menores".

Desde el IPFB han lamentado la "banalización que existe en nuestra sociedad sobre los efectos del alcohol cuando lo consumen los menores" y han asegurado que "habría que preguntarse si se sabe lo que hacen nuestros hijos cuando están fuera de casa y si somos conscientes de lo que les puede afectar el consumo de alcohol".

En este sentido, han explicado que la evidencia científica demuestra que "el consumo de alcohol sobre todo en edades tempranas y con patrones de consumo intensivo, se asocia con una mayor prevalencia de consumo de otras drogas".

Así, destacan que sólo el 9% de los menores abstemios ha tomado drogas ilegales, mientras que el 40% de los jóvenes que había bebido alcohol en el último mes también había consumido además alguna droga ilegal.