El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Gijón, Santiago Martínez Argüelles, ha informado este martes en una rueda de prensa que será el pleno municipal el que decidirá finalmente si la alcaldesa de la ciudad, Carmen Moriyón, es recusada a la hora de votar sobre la modificación urbanística que afecta al Hospital Begoña.

Así lo establece, ha explicado el concejal socialista, un informe emitido por la Secretaría del Ayuntamiento, que establece que habrá que abrir un nuevo expediente específico sobre el asunto en el que Moriyón indique las relaciones que mantiene con el Hospital Begoña. Posteriormente será sometido a prueba, y, por último, el pleno decidirá.

Según ha explicado Argüelles, resulta "insólito" que la Alcaldesa insista en votar en una decisión urbanística que afecta "exclusivamente" para un complejo médico privada en el que Moriyón trabaja. La modificación supondría aumentar dos plantas el centro.

La polémica no es nueva en Gijón. Ya el pasado 1 de agosto ya se celebró un pleno municipal con esta cuestión en el orden del día. Finalmente PSOE, PP e IU-V sumaron los apoyos para retirarlo. Ahora no podrá votarse hasta que se resuelva el expediente de la posible recusación de la Alcaldesa.

Argüelles ha dicho que el empeño de Moriyón en votar no es gratuito, dado que el informe de Secretaría señala que para aprobar una modificación de ese tipo del Plan General de Ordenación (PGO) no basta con una mayoría, sino que se necesitan 14 votos. Y los votos de PP y Foro, sin Moriyón, suman 13. El PSOE seguirá insistiendo en que la Alcaldesa sea recusada por su vinculación profesional con el Hospital.

Consulta aquí más noticias de Asturias.