El PP de Formentera ha pedido la comparecencia del presidente del Consell para que dé explicaciones sobre la precariedad en la que, aseguran, se encuentra la Escuela de Vela de la isla. El PP ya denunció esta situación a finales de junio y lamentan que desde GxF-PSOE "prefieran dedicar financiación y esfuerzo a temas más electoralistas que a ofrecer servicio a los formenterenses".

Los populares han asegurado que "tenemos un equipo de gobierno que ve la vida pasar, como está demostrando con la oportunidad que se le brindó de crear un Centre d'Esports Nàutics en La Savina, algo que han obviado y que nos ha llevado a esta situación".

Desde el PP han lamentado que se hayan gastado 360.000 euros, que estaban asignados en el Consorci Formentera Desenvolupament, a otros gastos "dejando morir las actuales instalaciones de la Escuela que podrían dar a Formentera su primer deportista en ir a unos juegos olímpicos", han concretado. Así, han exigido ahora "que sea el presidente quien tome cartas en el asunto".

"No podemos confiar en este conseller, ya que hemos visto lo poco que ha aportado en la crisis que tuvo la Escuela de Tenis, en la coordinación para tener un Campo de Tiro, en la desaparición de la escuela municipal de gimnasia rítmica o sobre la petición que elevamos para la creación de un circuito de motocross", han criticado.

Desde el partido han considerado que "es triste que esta escuela, que tiene la suerte de contar con un gran profesional al mando, pueda plantearse el cierre". No obstante, las instalaciones se encuentran, según los populares, "gravemente deterioradas, por lo que es preciso que se subsanen de forma inmediata los problemas detectados".

Entre los asuntos más graves, han destacado la existencia de unos antiguos contenedores de barco que se utilizan como almacén y que ahora, después de cuatro años, se encuentran totalmente oxidados, o el suelo de madera de la recepción, que está totalmente levantado, "eso sin hablar de duchas que pierden agua", han puntualizado.

"Todo ello ubicado en La Savina, puerta de entrada a Formentera, donde se da una nefasta imagen a los turistas que nos visitan", han insistido.