Un arrecife artificial, constituido por neumáticos, está dañando el fondo marino de Florida
La zona, en 1972 y en la actualidad.(SUN-SENTINEL) SUN-SENTINEL / JOHN FOSTER Y JOE AMON

Más de dos millones de neumáticos viejos están hundidos bajo el mar, a menos de dos kilómetros de Fort Lauderdale, una ciudad de Florida (EE UU).

Lauderdale, que es famosa por sus playas, bares y apartamentos, es uno de los principales focos turísticos del estado norteamericano, un factor determinante para la llegada al fondo marino de los dos millones de ruedas.

Decidieron crear un arrecife artificial, constituido por los neumáticos

En 1972, conscientes las autoridades del desgaste que causaban en los arrecifes de coral naturales las numerosas visitas que recibían, decidieron crear un arrecife artificial, constituido por los neumáticos.

La pretensión era construir el mayor arrecife artificial del mundo y transformarlo en un lugar propicio para rutas alternativas de buceo.

Esperaban que se creara un nuevo hábitat marino sobre las ruedas, pero lo cierto es que apenas se ha creado vida marina sobre ellas.

El resultado en 2007

El resultado, 35 años después, sólo ha favorecido a los vertederos, que estaban saturados de neumáticos, ya que se ha transformado en un gran problema ecológico para la zona.

Los neumáticos constituían el arrecife mediante ataduras, llevadas a cabo con sogas de plástico y cables de acero.

Sin embargo, gran parte de esas ligaduras se han deteriorado y roto, de modo que muchos neumáticos peregrinan a sus anchas, pero sin rumbo, a lo largo del fondo marino, en una superficie cuyo tamaño es el de 30 campos de fútbol, aproximadamente.

Miles de neumáticos han ido a parar a un arrecife natural cercano y están destruyendo la vida marina

Algunos de ellos han terminado en la playa, arrastrados por las olas, pero el gran problema lo constituyen otros; miles de neumáticos que, liberados de los nudos y las ataduras vagaron por el fondo marino pero no terminaron durmiendo en las arenas de Florida, sino que fueron a parar a un arrecife natural cercano.

El arrecife damnificado, a unos 21 metros bajo la superficie marina, está perdiendo su aspecto original, dado que los neumáticos están destruyendo la vida marina e impiden el crecimiento del coral.

Según William Nuckols, coordinador de un organismo involucrado en una campaña de limpieza, otros arrecifes de neumáticos en todo el mundo están sufriendo problemas similares ya que "destruyen constantemente el coral".

Ahora las autoridades están pensando retirar los neumáticos.

Uno de los responsables afirma que "la buena idea consistía en dar un hábitat a la fauna marina, de modo que pudiéramos duplicarla o triplicarla en el área".

"Simplemente no funcionó. En retrospectiva, me doy cuenta de que fue una mala idea" añade

Los arrecifes artificiales usan elementos tan diversos como barcos, aviones, coches o neumáticos usados, como es el caso de Florida.