Su cadáver presentaba signos de fuertes golpes en la cabeza y el juez que investiga el caso ha declarado secreto sumarial. La hipótesis es un ajuste de cuentas por deudas.