Esta actuación supondrá la apertura al público de cuatro nuevas estaciones. Así, la Línea 1 se extenderá, a través de la nueva estación de Bambú, hasta Pinar de Chamartín, donde se unirá con la Línea 4, que aporta dos nuevas estaciones a la red del metro: Manoteras y Hortaleza. La prolongación de las líneas 1 y 4 del metro hacia el norte de la región conlleva la entrada en funcionamiento de un nuevo intercambiador, el de Pinar de Chamartín, desde el que saldrá el metro ligero que unirá próximamente los PAU de Sanchinarro y Las Tablas con el resto del suburbano.