Compras
En comparación trimestral mejoraron las perspectivas de ahorro, pero también las de compra de bienes de consumo duradero. ARCHIVO

La deuda de las familias subió en junio en 3.465 millones de euros, hasta los 772.721 millones de euros, con lo que rompe la tendencia de seis meses de descensos consecutivos, según datos del Banco de España, que constata que en junio se frenó el proceso de desendeudamiento de los hogares españoles debido a la crisis económica.

La deuda hipotecaria siguió descendiendo, con una caída del 0,47% En concreto, la deuda de las familias en junio se incrementó un 0,45% respecto al mes anterior, pero en comparación con junio del pasado año supone una caída del 5% frente a los 814.235 millones que las familias adeudaban hace un año, con lo que la deuda de los hogares se mantiene aún en tasas previas a la crisis.

El incremento de la deuda en junio se explica, principalmente, por el aumento de los créditos al consumo de las familias, que crecieron un 3,8% respecto a mayo, hasta alcanzar los 171.959 millones de euros. En cambio, la deuda hipotecaria siguió descendiendo, con una caída del 0,47%.

La deuda de las empresas sigue cayendo

Por su parte, la deuda de las empresas cayó en junio un 0,53% y sumó 1,038 billones de euros. En tasa interanual, la deuda empresarial bajó un 5,9%, como consecuencia del proceso de desendeudamiento de las compañías desde el inicio de la crisis.

El ligero descenso de la deuda empresarial en junio se explica por la caída de los préstamos de entidades de crédito residentes y los préstamos titulizados fuera de balance, que se redujeron un 1% en el sexto mes del año, hasta los 612.741 millones de euros. En cambio, los valores distintos de acciones aumentaron un 0,7%, hasta los 83.452 millones.

Por su parte, los préstamos al exterior prácticamente se mantuvieron estables en junio, hasta sumar un total de 342.739 millones de euros.