Este fin de semana el deporte se apuntó un gran récord mundial (web oficial de los Récord Guiness).

El nadador esloveno Martin Strel recorrió 5.268 kilómetros del Amazonas, el río más caudaloso del mundo. Es el segundo río del mundo en longitud, con 7.020 kilómetros en total.

El nadador, a sus 52 años, llegó ayer a la ciudad de Belem después de una odisea de 66 días. Strel fue recibido por centenares de personas y por los servicios de emergencia, que rápidamente lo trasladaron al hospital.

El nadador estaba exhausto, lógicamente, cuando llegó y los médicos creen que tuvo un gran riesgo de sufrir un ataque cardíaco.

Además, gracias al consejo de los ribereños pudo evitar el peligro de las pirañas, ya que cambió de ruta sobre la marcha y evitar ataques.

90 kilómetros por día

En la mayor parte de su aventura, Strel recorrió 90 kilómetros por día, pero al final de la jornada su ritmo cayó a unos 50 kilómetros diarios, explicó la agencia.

El esloveno entró en aguas brasileñas el 21 de febrero, cuando arribó a la ciudad fronteriza de Tabatinga, en el estado Amazonas. Hasta ahora Strel ya poseía dos récords mundiales en su curiosa especialidad, pues en 2000 recorrió de la misma forma el Danubio y en 2002 atravesó el Mississippi, en Estados Unidos.