El rey Felipe VI
El nuevo monarca preside a las puertas del Congreso el primer desfile militar tras su proclamación, antes de comenzar su recorrido por las calles de Madrid. EFE/Emilio Naranjo

La coronación del rey Felipe VI tuvo un coste extra para las arcas de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid de 28.845,14 euros en vallas y señalizaciones, en la misma línea de "cualquier otro evento extraordinario de la ciudad", como ha concretado este martes el delegado del área, Diego Sanjuanbenito, en la comisión ordinaria del ramo.

El edil ha añadido que el resto de las prestaciones que se dieron entraban en el "marco de las competencias del personal municipal para el normal funcionamiento de la ciudad" y que las horas extraordinarias de los agentes de Movilidad sumaron un total de 3.240 euros al coincidir con día festivo, es decir, que se abonó lo mismo que en cualquier otra jornada de estas características.

Así, Sanjuanbenito ha afirmado que fue idéntica la cantidad que se destinó a horas extras de agentes de Movilidad en la carrera de los bomberos del 23 de marzo.

La retirada de papeleras y la recogida de residuos no tuvieron coste adicionalEl delegado ha añadido que la renovación del mobiliario urbano y la poda se llevó a cabo "reprogramando actuaciones" previstas y que la retirada de papeleras y el adelanto de la recogida de residuos en la zona afectada por la coronación "no tuvo coste adicional".

En cuanto a los adornos florales , Sanjuanbenito ha informado que las pirámides de flores se reubicarán en la ciudad cuando se seleccionen los puntos elegidos aunque algunos, como los del Retiro, ya están colocados, mientras que los maceteros en columna siguen en sus ubicaciones habituales.

Sobre la crítica lanzada desde la oposición que decía que se había dejado la ciudad sin vallas, el concejal ha explicado que "se atendió la prioridad" y que el de la coronación fue el "evento institucional más importante que se podría tener en los últimos 39 años". También se ha dirigido a la concejala de IU para asegurarle que costó "lo mismo que una celebración deportiva o una cabalgata de reyes, que ni esa aceptan por ser repúblicanos".

La portavoz de Medio Ambiente, Raquel López, ha declarado irónicamente que ella cumplió el bando de la alcaldesa, Ana Botella, y sacó una bandera a la calle pero, eso sí, la republicana que puso en el balcón de su despacho de la calle Mayor. Todo ello antes de criticar que "no haya dinero para comedores escolares pero sí para esto".

Consulta aquí más noticias de Madrid.