El Govern Balear ha aprobado este viernes destinar un total de 2.193.887,46 euros para actuaciones de sanidad forestal a realizar en toda la comunidad a lo largo de este año y de 2015.

En concreto, según ha informado en la rueda de prensa posterior al Consell de Govern, el Ejecutivo destinará 1.681.466,98 euros al tratamiento aéreo de la procesionaria en las islas de Mallorca y Menorca.

Además, también ha aprobado destinar 512.420,48 euros para otras actuaciones en materia de sanidad forestal que se realizan desde la Dirección General de Medio Natural, a través de la Red Balear de Seguimiento de Daños en los Bosques de las Islas Baleares.

El tratamiento aéreo contra la procesionaria se realizará durante el próximo otoño, mediante avionetas y helicópteros que volaran a primeras horas de la mañana, siempre que no existan las limitaciones meteorológicas estrictas que exige el tratamiento.

El objetivo es reducir los niveles de población de procesionaria del pino de la manera más efectiva posible, ya que los medios aéreos pueden llegar a zonas abruptas e inaccesibles y depositar los productos fitosanitarios con un mayor índice de incidencia.

En Mallorca se tratarán 24.010 hectáreas, de las cuales 16.863 se realizarán mediante avioneta y 7.147 mediante helicóptero. En Menorca se tratarán 3.018 hectáreas, de las cuales 1.788 aplicarán mediante avioneta y 1.230 mediante helicóptero.

A esta actuación también hay que añadir la que se realizará en las Pitiüses, con una afectación menos importante y donde el Govern destinará 95.571 euros.

En concreto, la superficie a tratar en Ibiza será de 1.088 hectáreas de pinar y en Formentera de 303 hectáreas.

En total, habrá un total de siete medios aéreos, repartidos de la siguiente manera: cuatro en Mallorca (dos aviones y dos helicópteros), dos en Menorca (un avión y un helicóptero) y un helicóptero en Ibiza y Formentera.