La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, quien ha recibido a una representación de niños saharauis de Tindouf (Argelia) que pasan sus vacaciones en el marco del proyecto 'Vacaciones en Paz', ha señalado que es "de vital importancia" que Andalucía reciba cada año niños saharauis, una labor que la Delegación "intenta perfeccionar".

En una rueda de prensa, Crespo ha señalado que Andalucía ha acogido a un total de 20 niños más con respecto al año pasado. Así, apunta que todas las provincias andaluzas "son solidarias" en este sentido, si bien destaca que las dos que más menores acogen son Cádiz y Sevilla.

Además, ha explicado que la Delegación "ayuda al trámite de la documentación que se necesita y apoya que estos niños puedan venir aquí todo el verano". Subraya que estos menores aprenden español, ven una forma de vida diferente, hacen nuevos amigos y enlaces con los españoles y andaluces, algo que considera "positivo" para ellos. "Es un programa que hay que seguir haciendo", añade.

Según Crespo, en este encuentro le han pedido "la coordinación de las subdelegaciones del Gobierno para que todas tengan los mismos requisitos a la hora de organizar la documentación". "Solicitan agilidad administrativa", ha añadido.

De la misma manera, la delegada del Gobierno en la Comunidad andaluza ha apuntado que entre las demandas se encuentra la petición del colectivo de que la Delegación traslade al Gobierno de España que "el conflicto está ahí y que ellos desean que acabe".

Por su parte, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Amistad con el Pueblo Saharaui de Andalucía, Ángeles Ariza, ha explicado que el programa 'Vacaciones en Paz', "con el que la Delegación del Gobierno coopera y colabora", intenta que los niños refugiados saharauis puedan durante dos meses de verano tener una atención sanitaria, conocer a familias de un entorno diferente al del conflicto que ellos viven y, "sobre todo, que esa voz del pueblo saharaui pueda ser escuchada en una tierra como la andaluza".

Asimismo, ha apuntado que la Comunidad andaluza es "una tierra de solidaridad", ya que "a pesar de que estamos en estos momentos de crisis, un total de 1.145 familias andaluzas durante estos dos meses van a compartir su tiempo con 1.145 niños del refugio".

Indica que ha trasladado a la delegada del Gobierno que las asociaciones "seguirán haciendo cooperación y solidaridad, pero necesitan el apoyo político para la solución al conflicto". "Solución hay, porque la legalidad internacional así lo marca", señala Ariza, al tiempo que precisa que esta solución pasa por "un referéndum de autodeterminación para el pueblo saharaui y por que los refugiados vuelvan a su territorio, que es el Sahara Occidental".

De igual modo, ha asegurado que el número de niños que han llegado a Andalucía ha aumentado este año. En este sentido, Ariza cree que los andaluces "se han adaptado a la situación de crisis, a no tener subvenciones; además, las asociaciones han vuelto a la época de las rifas, las papeletas, la venta de absolutamente todo". "No podíamos permitir que porque nosotros no tuviéramos dinero para pagar esos billetes de avión, que es lo que supone mayor gasto, no pudieran salir los niños".

Ariza ha señalado que "en los años de bonanza" venían a Andalucía más niños, poniendo como ejemplo 2007, cuando fueron 3.000 menores los que vinieron, si bien indica que "ahora la solidaridad andaluza se tiene que sentir reforzada, ya que en un momento crítico, como el actual, el éxito es 1.145". "Quizás no era tanto éxito que en aquella época tuviéramos 3.000 niños", añade.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.