El pintor Willy Ramos inaugura en el Centro del Carmen de Valencia una exposición en la que exhibe su universo creativo con una serie de piezas que tienen el color como "hilo conductor" y que se centran en tres motivos principales de inspiración, como son las ciudades, las mujeres y las flores.

La muestra, que se podrá visitar hasta el próximo 28 de septiembre en las salas Ferreres y Goerlich, ha sido presentada en rueda de prensa por el secretario autonómico de Cultura y Deporte, Rafael Ripoll; y el comisario de la exposición, Eduardo Alcalde, además del propio artista.

La exposición lleva por título 'Willy Ramos. La memoria del Color" y está organizada por el Consorcio de Museos de la Comunidad Valenciana y patrocinada por Sesderma. También han colaborado en este proyecto el Premio Nacional de Cómic Paco Roca y el periodista y escritor Ramón Palomar.

La muestra está compuesta por un total de 45 obras que se dividen en 22 óleos, 12 dibujos realizados en tinta china y acuarela —agrupados en la sección 'Papeles'— y 11 esculturas en madera policromada y hierro pintado.

De esta forma, el visitante podrá asistir al universo propio de un artista de amplia trayectoria que se encuentra "en su mejor momento creativo, con una proyección que le ha llevado a museos y salas de exposición de Suiza, Canadá, Alemania y Estados Unidos, junto al éxito en varias ciudades de España", destacan los impulsores de la exposición.

Willy Ramos ha reconocido que "el hilo conductor de la exposición y lo que la nutre es el color" y ha manifestado que se siente "cada vez con más fuerza y más energía, cada vez más valenciano y más colombiano".

Por su parte, Eduardo Alcalde ha comentado que la exposición se ha estado preparando desde "hace más de un año" y que se distingue por su colorido y por los tres temas preferidos del autor como son las ciudades, las mujeres y las flores.

También, Rafael Ripoll ha descrito a Willy Ramos como una persona que "es explosión, energía, colorido y fuerza" y que "cada uno de sus cuadros tiene algo que decir, te acompañan y te arropan".

La obra se define por el color

La obra pictórica presente en el proyecto, como toda la de Willy Ramos, se define básicamente a través del color en su sentido más auténtico y amplio como fundamento de un universo creativo plagado de luminosidad, brillantez y naturaleza. El estallido a partir de unas flores, un jardín, un paisaje o incluso un retrato ofrece una explosión de vitalidad y energía que impacta y embriaga al visitante.

En los óleos, el color aparece como principio generador de vida, como componente esencial de una naturaleza que se refleja en todo su esplendor en elementos de una flora real —como El Saler o el Jardín Botánico— o imaginaria, pero siempre interpretada por la visión del artista en un recorrido determinado por un fuerte sentimiento y una enorme expresividad.

En la muestra también se puede apreciar el dibujo como la esencia del pintor. Willy Ramos es un reconocido dibujante que ha asumido un lugar privilegiado junto a sus pinturas y que le ha llevado incluso a un curiosos y singular ejercicio con la caligrafía en el libro 'El siroco de la tarde', realizado sobre poemas del autor Robert C. Morgan.

Bajo la denominación de 'Papeles' se agrupan diez aproximaciones realizadas desde las técnicas de la tinta china y la acuarela al mundo de los sentidos, con la recurrencia a temas sencillos que forman parte de la esencia de la naturaleza y el ser humano.

Por último, la selección se completa con una faceta escultórica del artista colombiano. Son trabajos realizados desde distintos soportes como madera y hierro que escapan a la visión tradicional acerca de estos materiales y se dejan atrapar por el color. En conjunto, el visitante podrá contemplar doce esculturas de mediano formato sobre madera y cuatro de mayor tamaño realizadas en hierro pintado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.