Facua Sevilla ha recurrido por la vía Contencioso Administrativa la ampliación de la zona azul llevada a cabo por el Ayuntamiento de la ciudad, que ha aumentado de 4.112 a un total de 7.285 las plazas de estacionamiento público sometidas a esta figura de pago.

Según ha informado Facua Sevilla en un comunicado, tras la entrada en vigor de la ampliación del servicio público de estacionamiento en superficie regulado por precio o zona azul, con efectos en 190 calles, avenidas y plazas, la asociación advierte de que el consistorio se ha saltado la obligación legal de aprobar los cambios mediante una ordenanza fiscal, y no a través de "una simple resolución", en referencia al decreto firmado por el concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad, Juan Bueno, con los nuevos términos y relación de espacios afectados por la zona azul, cuya ampliación entró en vigor el 18 de junio.

Con ello, y según Facua, el Gobierno municipal ha "obviado" los elementos de participación y garantía de los ciudadanos, ha eliminado "los trámites de audiencia pública" establecidos por la Ley y el debido dictamen del Consejo Económico y Social de Sevilla, así como la aprobación de la norma por el Pleno municipal, además tampoco ha "justificado suficientemente la necesidad de la medida adoptada".

De esta manera, el recurso judicial se ha emprendido tras transcurrir el mes de plazo que tenía la Delegación de Movilidad para dar respuesta al recurso de reposición que presentó la asociación ante el propio Ayuntamiento.

Por tanto, Facua Sevilla considera que, en la resolución número 471 de 30 de abril publicada en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) en mayo de 2014, es decir la resolución de Juan Bueno, que viene a instaurar el sistema de estacionamiento regulado en superficie, el Gobierno local de Juan Ignacio Zoido (PP) no ha motivado de forma suficiente "la necesidad y conveniencia de utilizar esta fórmula de aparcamientos rotativos en lugares donde el estacionamiento suele ser prolongado".

Facua considera que, con su decisión, el Ayuntamiento no mejora la mencionada rotación de la zona, sino que lo único que hace es aumentar la recaudación en las zonas afectadas, algo que "solamente beneficia" a la empresa concesionaria del servicio, Aussa, participada en un 51 por ciento por la sociedad municipal Tussam.

Esto queda reforzado con el hecho de que el Consistorio "no haya estudiado alternativas a esta medida" ni ofrezca mejoras en las opciones de transporte público para los sectores sociales de menos capacidad adquisitiva.

Ni alternativas ni refuerzo de transporte público

La asociación recuerda que la ampliación de la zona azul afecta a áreas urbanas donde muchos sevillanos deben aparcar diariamente para acudir a centros de trabajo, de estudio, hospitalarios o de residencia, personas que se ven obligadas a utilizar el vehículo privado para actividades cotidianas, afectando a 280 espacios y vías públicas de las zonas Macarena, Centro, Luis Montoto, Viapol, Pirotecnia, Bami y Los Remedios.

La resolución en concreto, recogida por Europa Press, menciona unas 280 calles, avenidas y plazas, si bien en más de 90 casos se trata de espacios peatonales y su inclusión responde al derecho de sus habitantes a gozar del distintivo especial de residente por motivos de proximidad.

En este sentido, Facua Sevilla entiende que los bonos residenciales no deberían ser limitados a los propietarios de vehículos que se encuentren empadronados en alguna de las vías reguladas, sino que habría que determinar un radio de varios cientos de metros alrededor de estas zonas.

Pide cambios

De igual forma, deberían ser contempladas exenciones a usuarios que tengan su lugar de trabajo en las calles afectadas, estudiantes de centros educativos ubicados en las mismas o arrendatarios de viviendas que por la temporalidad no estén empadronados en ese domicilio. Igualmente deben ser contemplados los usuarios que tengan que acudir a los centros sanitarios.

Finalmente, con el recurso presentado este viernes en los juzgados de lo contencioso-administrativo, Facua ha reiterado su disconformidad con la norma aprobada del Ayuntamiento, además recomienda a los usuarios que se vean obligados a pagar por estacionar en las nuevas calles afectadas por la zona azul que "guarden los tiques para reclamar el dinero en caso de que los tribunales den la razón a la organización".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.