La marcha convocada por la Federación de Servicios Públicos de UGT Zamora para protestar contra los recortes sanitarios en la provincia y exigir la reapertura de camas hospitalarias ha alcanzado su fin este viernes, tras cinco días de ruta, con su llegada ante las puertas del Colegio de la Asunción, sede de la Junta de Castilla y León.

Los manifestantes, cerca de un centenar, arrancaron el pasado lunes con la intención de llevar al presidente del Ejecutivo autonómico, Juan Vicente Herrera, información "de primera mano" sobre la "discriminación" que, a su juicio, sufre Zamora en materia de servicios sanitarios.

Una vez frente a la sede de la Junta, la secretaria de la Federación de Servicios Públicos de UGT en Castilla y León, Carmen Amez, ha subrayado que se trata de la provincia "más castigada" por la política del Gobierno de la Comunidad y ha puntualizado que, más allá de la oferta de camas, la calidad sanitaria en Zamora es "penosa".

Asimismo, ha tachado de "bestialidad" que de las 614 camas con que cuenta la provincia, durante el verano se cierren 180, cerca de un 30 por ciento, el mayor porcentaje de Castilla y León, seguido de la comarca leonesa del Bierno (22 por ciento), Ávila (18 por ciento), Salamanca (13 por ciento), Palencia (doce por ciento), Valladolid (doce por ciento), Soria (nueve por ciento), León (8,5 por ciento), Burgos (7,5 por ciento) y Segovia (cinco por ciento). Así, de un total de 7.205 camas disponibles en Castilla y León, según el sindicato en junio se vieron afectadas 757.

Además, Amez ha advertido de la repercusión que para la calidad del servicio tiene el recorte de profesionales, que en Zamora ha sido de 310 y en Castilla y León de 2.000, de acuerdo con los datos aportados por la secretaria autonómica de la Federación.

Reunión con herrera

Por ello, ha reclamado al presidente Herrera que convoque una reunión "urgente" con el sindicato para tratar la cuestión, mientras que el secretario provincial de la Federación de Servicios Públicos en Zamora, Francisco Estravís, quien ha considerado "grave" que el líder del Ejecutivo regional no estuviera hoy en Valladolid para recibir a la marcha, que ha recorrido casi 95 kilómetros desde que partiera de la plaza de Alemania de la capital zamorana.

Estravís ha reconocido la "dureza" del camino, agravada por la llegada del calor, pero ha avisado de su intención de continuar con las reivindicaciones y peticiones de diálogo a la Junta. Entre sus reclamaciones concretas, el representante sindical ha pedido la reapertura de la unidad de cuidados paliativos en una provincia "tan envejecida como Zamora".

Por su parte, la secretaria del sector de Sanidad de la Federación de Servicios Públicos de UGT en Castilla y León, Nieves Martínez de la Torre, ha rechazado la opinión de la Consejería de Sanidad de que en verano se necesitan menos camas y ha recordad que 140 de las camas cerradas actualmente lo están "desde hace más de un año".

En este sentido, Martínez de la Torre se ha manifestado en contra de la reserva de camas en los hospitales de Castilla y León, una medida que el año pasado supuso un porcentaje de camas afectadas del diez por ciento en junio y del 16 en agosto. En el presente años, el porcentaje afectado en junio es del 13 por ciento, por lo que ha mostrado su temor de que en el mes de agosto pueda superar el 20 por ciento.

Apoyo socialista

Los manifestantes han estado acompañados, entre otros, por el secretario general del sindicato en Castilla y León, Agustín Prieto, y por el procurador socialista por Zamora en las Cortes autonómicas José Ignacio Martín Benito, el cual ha lamentado que la provincia esté "sufriendo como ninguna los recortes del PP".

Asimismo, ha subrayado que durante el verano la población en la provincia pasa de 190.000 a 350.000 por la llegada de turistas y de emigrantes que regresan a veranear a sus lugares de origen, por lo que ve erróneo el cierre de camas. Por ello, ha acusado al consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, de "vivir fuera de la realidad" y "no conocer Zamora", al tiempo que le ha pedido que "rectifique" o, de lo contrario, "le harán rectificar los ciudadanos".

La primera jornada de la marcha se desarrolló el lunes entre Zamora y Monte la Reina; la segunda, el martes entre ésta y Villaester; la tercera, el miércoles de aquí a Tordesillas y la cuarta, el jueves de Tordesillas a Simancas, para culminar este viernes en Valladolid. Tras cada etapa, un autobús llevó a los participantes de vuelta a Zamora para pasar la noche, aunque por la mañana se retomará la marcha en el punto de llegada del día anterior.

A su llegada, se ha procedido a la lectura de un manifiesto que, posteriormente, se ha entregado en la sede de la Administración regional junto con las firmas recogidas contra el cierre de camas.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.