Desfiguran el rostro de una de las cuatro estatuas de la plaza del Triunfo
En este estado ha quedado la estatua tras ser destrozada el pasado domingo (Aníbal González).
El rostro de una de las cuatro estatuas que flanquean el monumento a la Inmaculada Concepción, en la Plaza del Triunfo, junto a la catedral está desfigurado. La mitad de la piedra que formaba su cara ha desaparecido.

Aunque aún se desconoce las causas del suceso, el desperfecto se detectó el pasado domingo, justo un año después de que el monumento fuera restaurado por el Ayuntamiento.

La piedra llorosa

En otra zona del casco histórico, en la calle Alfonso XII ha desaparecido la «piedra llorosa». Lo denunció ayer la asociación de vecinos Museo-Entorno, que agrupa a los  residentes de los alrededores de la Plaza del Museo de Bellas Artes  de Sevilla.

Según cuenta la leyenda popular, ese sillar fue en el que José García Vinuesa, alcalde de Sevilla en 1857, se derrumbó rompiendo a llorar por el fusilamiento de 80 personas, muchos de ellos menores de edad, por protagonizar un levantamiento contra la reina Isabel II. El primer edil de la ciudad intentó mediar para evitar las ejecuciones que finalmente se consumaron.

El pilar se encontraba en la zona del Patio de San Laureano, actualmente en obras.

El presidente de la organización vecinal, Manuel Ruiz Berdejo, reclama a las autoridades que esclarezcan el destino de la piedra llorosa, un retazo de la historia de la ciudad e intercedan en el asunto.