La jornada vuelve a ser lo que era

Tras la tentativa fallida del año pasado, el Martes Santo recupera su orden y horarios habituales, salvo pequeñas novedades en cuatro cofradías.
Los Estudiantes, desde siempre, es la hermandad que más penitentes ha llevado en su cortejo (Serrano).
Los Estudiantes, desde siempre, es la hermandad que más penitentes ha llevado en su cortejo (Serrano).
Tanto que gusta hablar a los cofrades de horarios e itinerarios, y tanto que está complicado el Martes Santo. Las hermandades que componen esta jornada llevan años buscando una solución a la complicada composición del día.La manera más fácil de entender la complejidad de esta jornada se consigue trazando una línea imaginaria que cortara la ciudad en dos, usando como plantilla de esa línea la carrera oficial. Ese trazo que cruzaría la ciudad de norte a sur dejaría a siete cofradías en el lado occidental de la raya y a sólo una en el lado oriental. Esa circunstancia se agrava en la salida en dirección a la puerta de Carmona, hacia donde se dirigen San Esteban y San Benito, y en el uso de la calle San Fernando, que en los últimos años tantos quebraderos de cabeza ha dado a autoridades y Consejo.

El orden de 2004

Por eso, y sobre todo por los retrasos acumulados en la Semana Santa de 2006, la jornada del Martes Santo volverá a tener la composición que tuvo en el año 2004. Así, la primera en pisar las calles de Sevilla será el Cerro del Águila. Pasará por la recién estrenada calle San Fernando y, teóricamente, no debe tener problema alguno para salir y llegar a su barrio en olor de multitud.

Los Javieres vivirá un momento especial. La hermandad modifica su itinerario de ida para pasar por delante de la iglesia de los Jesuitas, que fuera su primera sede canónica, hace 50 años. Por lo demás, cumplirán su horario e itinerario, pero los mayores problemas llegan con San Esteban. El recorrido de esta hermandad y su entrada por el lugar que utiliza también San Benito para llegar a la puerta de Carmona provoca apreturas de tiempo, retrasos y, sobre todo, incomodidades para ambas hermandades. La primera, por no disfrutar de su barrio con el tiempo debido, y la segunda, por el retraso que esto le acarrea.

Entre ellas saldrán Los Estudiantes, que gracias a su carácter de silencio agiliza su regreso al templo para dejar la calle San Fernando expedita y que la Candelaria pueda discurrir por ella sin problemas camino de los Jardines de Murillo.

El día lo completan (en esto no ha cambiado nada el día) el Dulce Nombre y Santa Cruz. Estas hermandades no presentan incidencias en cuanto a los recorridos, pero cualquier demora en los horarios de la carrera oficial afecta directamente a la entrada de estas hermandades en San Lorenzo y la calle Mateos Gago, respectivamente. Con la vuelta atrás, sólo queda disfrutar de un gran día que nos dejará algunas estampas nuevas: la restaurada Virgen de los Desamparados de San Esteban, que también lleva varales y palio renovados; Los Estudiantes estrenan tanda de candelería de plata, y la hermandad de La Candelaria lleva nuevos capataces: los hermanos Gallardo en las dos cuadrillas.

El mismo día en...

1948 Los Estudiantes, desde siempre, es la hermandad que más penitentes ha llevado en su cortejo. Antes eran muchos los que se arrodillaban para cumplir su penitencia de forma más estricta. Hoy, esta estampa ya no es tan habitual.

Las claves del día

La clave de este día pasa por disfrutar de los muchos y grandes momentos de esta jornada. La salida y entrada del Cerro del Águila y las de los Javieres y San Esteban, por la complejidad en las puertas ojivales de sus templos. También es recomendable el paso de San Benito por la cuesta del Rosario, de Los Estudiantes por la plaza de la Contratación, Santa Cruz por la Alcazaba o la Candelaria por los Jardines de Murillo. El día hay que cerrarlo en San Lorenzo, disfrutando con la entrada de La Bofetá (Dulce Nombre).

Lo que no será como otros años

Este Martes Santo no será un día de grandes estrenos, pero sí será novedosa la incorporación al paso del Cristo de las Almas, de la Hermandad de los Javieres, de cuatro ángeles pasionarios (foto). Como su nombre indica, son imágenes de ángeles que portan atributos de la pasión, como el Senatus, la lanza, los clavos o el látigo con que se azotó al Señor. Las imágenes han sido realizadas por el escultor José María Leal e irán sobre el primero de los pasos de la hermandad. Sin duda, serán muchos los cofrades que aprecien el detalle.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento