Ahora toca descansar
Las vacaciones están remuneradas con el mismo salario que percibe habitualmente el trabajador. (Luis Frutos)
Es un derecho reconocido de todos los trabajadores. Las ansiadas vacaciones, como las que están a punto de llegar, permiten disfrutar de unos días libres, sin descontar de ellos los permisos, licencias ni bajas médicas.

Las vacaciones están remuneradas con el mismo salario que percibe habitualmente el trabajador y, además de ser obligatorias, no se pueden sustituir por una compensación económica. Tampoco es posible acumular las vacaciones de varios años. No hay manera de escapar, estamos condenados a reposar por un tiempo.

Las claves

Quiénes las disfrutan. Temporal, a tiempo parcial, por obra y servicio..., todo el mundo tiene derecho a vacaciones remuneradas independientemente de la forma y la duración de su contrato. Esta norma se fundamenta en la protección de los trabajadores, el descanso es una medida de seguridad y de prevención de la salud.

Cuándo se cogen. Se fijan de común acuerdo entre el empresario y el trabajador. Deben ser disfrutadas en el año en que se generan o se perderá el derecho a esas vacaciones. El artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores establece que el calendario de vacaciones de la empresa debe hacerse público al menos dos meses antes de que éstas empiecen. Si el trabajador está ausente por motivos ajenos a su voluntad (con una baja por accidente o enfermedad), el tiempo de ausencia jamás se puede considerar tiempo de vacaciones y además cuenta para sumar días de descanso.

Cuánto duran. Nunca podrán ser menos de 30 días si se ha trabajado un año entero. Al tratarse de días naturales, se cuentan los domingos y festivos. Si no se llega al año trabajado, habrá que calcular la parte proporcional que corresponde, a razón de dos días y medio por mes. Se puede acordar la división de las vacaciones en periodos, siempre que uno de ellos sea al menos de dos semanas.

Estadísticas. Ya sabíamos que somos de los que más horas trabajamos en Europa, pero ahora la Oficina de Estadísticas Europeas dice que también somos de los que menos vacaciones disfrutamos. Tenemos una media de 22,3 días de vacaciones al año, mientras que la media europea es de 25,1 días.

Casos particulares. Hay trabajadores con contrato temporal a los que se les cambian las vacaciones por dinero. En estos casos, la prestación del servicio no coincide con el periodo de vacaciones y el trabajador cobrará la parte proporcional que le corresponda en el finiquito. También, si se está de baja durante todo el año se pierden las vacaciones. Si éstas coinciden con un permiso de maternidad, hay tribunales que reconocen el derecho a que la mujer disfrute de sus vacaciones pasado el año.

En persona

Lidia Yubero. 26 años, dependienta

"Me gusta dejarme días para navidad"

"Las vacaciones son fundamentales, pero se quedan muy cortas. Creo que 30 días son muy pocos. Deberíamos tener 40 o así. Este año no me he cogido nada en Semana Santa. Se va todo el mundo, todo es mucho más caro, va a hacer malo… Yo me quedo en casa mucho más a gusto. La verdad es que quiero hacer un viaje más largo este verano, tres semanas, y me gusta dejarme algunos días para Navidad. No me quedan más vacaciones".