Transexual
Beatriz Espejo, secretario de la CTC, enseña una foto de hace unos años en la que se ve a ella con la transexual encarcelada. (ACN) ACN
Tona es una presa transexual de Quatre Camins, un centro penitenciario para hombres. Dada su condición sexual, ha solicitado el traslado a una cárcel de mujeres ya que, según denuncia en una carta, ahora sufre "vejaciones, insultos y malos tratos".

El hecho es que la normativa vigente permite a los presos transexuales el traslado a un centro de mujeres, siempre y cuando consten como "mujer" en el Documento Nacional de Identidad.

Sólo podrá ser trasladada a una cárcel para mujeres si en el DNI consta que es mujer
"Podríamos decir que se trata de una cuestión burocrática", según explicaba ayer a 20 minutos la presidenta del Colectivo de Transexuales de Catalunya , Natàlia Parés. Ahora, y asesorada por el Colectivo, Tona ha solicitado ya la tramitación urgente del cambio de sexo en sus documentos. Un hecho que "no consta" en el Departament de Justícia de la Generalitat.

Dos condiciones

Pero mientras tanto, la reclusa de Quatre Camins ha solicitado que se vaya tramitando su traslado a un centro penitenciario femenino. La Generalitat pone como condiciones el cambio en el DNI y un dictamen psicológico que debería llevar a cabo personal médico externo a Quatre Camins.

Por su parte, Tona argumenta que desde los 16 años está recibiendo tratamiento hormonal, supervisado en los últimos seis años, precisamente, por el personal sanitario de la cárcel, una muestra evidente, según ella, de su condición sexual.

Ahora mismo duerme aislada del resto de presos. Con todo, desde el Colectivo de Transexuales de Catalunya denunciaron ayer una "irresponsabilidad grave" por parte de la Administración y no descartan denunciarla.