El portavoz de Compromís en las Corts, Enric Morera, ha anunciado que su grupo parlamentario, junto al reciente eurodiputado Jordi Sebastià, se personarán en la investigación abierta por la UE para aportar datos de "la ingeniería contable de la Generalitat Valenciana".

Morera, en un comunicado en relación a la investigación de la UE por posible manipulación de las estadísticas de déficit y deuda en la Comunitat Valenciana, ha señalado que el "déficit oculto puede ascender a más de 6.000 millones" y que el "falseamiento de cuentas de la Generalitat arrancaría en el ejercicio de 2003".

En este sentido, ha afirmado que se trata de una materia que tienen "estudiada" a través de su sectorial sobre "deuda pública e ilegitima" que coordinan Lluís M. Campos y Francisco Simó. El síndic de Compromís ha explicado que en base a los trabajos de esta comisión se ha formalizado la denuncia a los directivos de RTVV y tiene en marcha otras similares "que demostrarán que la situación financiera caótica que sufre la Generalitat es el resultado de una gestión irresponsable y llena de ingeniería contable".

"Ya estamos al mismo nivel de Grecia en cuanto a engaño contable", ha apuntado Morera, quien considera que es motivo para que "alguien presente su dimisión".

Por otro lado, ha explicado que la desaparición obligatoria de la trama de empresas públicas "ha sacado a flote que había una administración paralela que no tenía control presupuestario y en la que el enchufe y la recomendación eran el protocolo para conseguir trabajo o contratos".

Enric Morera ha puesto como ejemplo el "paradigmático caso de las subvenciones a Nóos y Urdangarín que se pagaron desde CACSA sin ser su objeto social y sin presupuesto, produciendo pérdidas por decisiones personales con el dinero de todas y todos los valencianos". Además, Era una fórmula "para dejar facturas por gestionar en cuentas puente que falseaban la imagen fiel".

"nuremberg financiero"

"A Camps hay que someterlo a un Nuremberg financiero por haber quebrado la Generalitat y poner en peligro el autogobierno así como nuestro bienestar y el de las generaciones venideras", ha dicho en relación al expresidente de la Generalitat y responsable del Consell en la época invesstigada, Francisco Camps.

Para Morera "la etapa de Camps al frente de la Generalitat ha contado con la complicidad de una sindicatura de cuentas o la intervención de la Generalitat que miraba a otro lado, que lo daba todo por auditado y correcto y que los tribunales dejan en mal lugar".

En este sentido, se ha preguntado cómo la Generalitat, si estaba mal financiada, "cumplía con los objetivos de déficit o dando en algún caso superávit". La respuesta, ha dicho, es "recurriendo a artificios contables, escondiendo facturas en los cajones, derivando deuda a las empresas públicas para no someterse a la fiscalización de interventores, ha sido una gestión escandalosa y su máximo responsable es Francisco Camps y muchos cómplices".

Morera ha recordado que la aparición de 1.800 millones de euros en facturas en los cajones, procedentes de Sanidad a principios de 2012 "ha escandalizado a Europa, que sabe que la engañaban, como a todos los valencianos y valencianas".

"Eran cerca de 800.000 facturas escondidas" y a esta cifra "hay que sumar los déficits de las empresas públicas y otros compromisos con cargo a ejercicios futuros que son deuda y que no se reflejan", ha agregado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.