Responsables extremeños de los sindicatos CSI-F, UGT y CCOO y empleados públicos se han concentrado este viernes en Cáceres para pedir que se convoque la Mesa de Negociación de las Administraciones Públicas para que se retome la negociación con el Gobierno central y se restituyan los derechos que este colectivo ha perdido con los "recortes" aplicados durante la crisis económica.

Así, el presidente autonómico de CSI-F Extremadura, Benito Román, ha señalado en declaraciones a los medios que "no existe un diálogo social" entre el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y los representantes sindicales por lo que "no" se conocen las "intenciones" que tiene el Gobierno de cara a un futuro respecto a los empleados públicos.

"Queremos decir un basta ya a las políticas de recortes", ha resaltado Román, quien ha pedido que se establezca "una hoja de ruta clara" y que "se sepa qué quieren hacer con los empleados públicos", al tiempo que ha reivindicado que se recuperen los puestos de trabajo que se han perdido lo que, a su juicio, ha incidido en la calidad del servicio que se presta al ciudadano. "Queremos seguir disfrutando del estado de bienestar", ha subrayado.

Por su parte, el responsable regional de Acción Sindical de FSP-UGT, José Ignacio Luis Cansado, ha calificado la política de recortes de "injustificada" y ha criticado que el Gobierno la haya hecho "vulnerando la negociación" y "obligando" a otras administraciones, como las regionales, a aplicar esas medidas, como el caso de la supresión de algunas pagas extraordinarias. "Queremos que convoquen la Mesa de Negociación y que volvamos a debatir todo lo que se ha quitado porque si la economía ya está bien y se ha reactivado hay que empezar a restituir derechos", ha subrayado.

En la misma línea se ha pronunciado la responsable del Área Pública de CCOO en Extremadura, Marisol Salazar, quien ha reprochado al Gobierno de Mariano Rajoy que haya cogido el "hábito de decretar en vez de negociar", por lo que ha reiterado la petición de que se reanude el diálogo y que las medidas que se adopten "sean negociadas y no impuestas por decretos". "Que se sienten a negociar porque los empleados públicos hemos demostrado que no somos los causantes de esta crisis pero hemos aportado mucho a la recuperación del país porque nos han castigado mucho", ha concluido.

La concentración ha tenido lugar a las puertas del edificio de Servicios Múltiples de la capital cacereña y los sindicatos tienen previsto repetirla el próximo día 15 en Badajoz, frente a la Delegación del Gobierno en Badajoz, donde entregarán al delegado del Gobierno en Extremadura una carta en la que piden que "se restituyan los derechos que han sido usurpados a los empleados públicos", ha concluido los dirigentes sindicales.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.