El Gobierno de Cantabria ha destinado 100.000 euros al campamento de verano 'Amanecer', para menores de 8 a 14 años de la comarca del Besaya y que será gratuito para aquellos cuyas familias estén atravesando dificultades económicas.

El campamento, "solidario en inclusivo", será financiado por el Ejecutivo a través del ICASS (Instituto Cántabro de Servicios Sociales) y organizado y gestionado por Coorcopar.

La vicepresidenta y consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, y el presidente de la Coordinadora contra el paro de Torrelavega, Miguel Ángel Fernández, han presentado este viernes esta nueva actuación "que viene a engrosar los recursos que el Gobierno de Cantabria pone a disposición de las familias en situación de necesidad".

En el campamento convivirán menores con diferentes situaciones económicas, sociales y familiares, y para garantizar el acceso a los pertenecientes a familias sin recursos se ha articulado un sistema de becas que cubrirá el 100% del precio del campamento (400 euros) para aquellas familias con ingresos por debajo de 1.200 euros; el 50% de la plaza de uno de los hijos y el 100% de la plaza del otro, en caso de que vayan dos, para familias con ingresos entre 1.201 euros y 1.600 euros, y el 35% de la plaza de uno de los menores y el 50% de la plaza del otro en el caso de familias con ingresos entre 1.601 y 2000 euros.

300 FAMILIAS

La previsión del Ejecutivo es que la financiación pública permita que alrededor de 300 niños de familias con dificultades económicas puedan acudir a este campamento, "que ofrece una atractiva opción de actividad estival, descubriendo el deporte y la naturaleza como fuentes de ocio, combinando lo lúdico con lo formativo, educando en valores y actitudes, afianzando la autoestima y la capacidad de relación y comunicación", tal y como ha explicado Sáenz de Buruaga.

La consejera ha destacado el carácter "integral e integrador" de esta actuación, frente a la apertura de comedores escolares, "que señala, etiqueta al niño y es una medida poco inclusiva", ha afirmado.

El campamento Amanecer, según ha destacado, "pretende dar un respiro a los niños ante la situación de crisis que se vive en sus hogares y se refleja en todos los aspectos de su vida diaria".

"Nuestros niñas y niños tienen derecho a mucho más que a ver satisfecha la necesidad de alimentación. Tiene derecho a la igualdad de oportunidades y nosotros la obligación de remover los obstáculos para favorecer el desarrollo integral de su persona y su personalidad", ha afirmado.

El presidente de Coorcopar ha coincidido con la consejera en el efecto que tiene sobre los menores la situación de "ansiedad, depresión y decepción" por la que pueden estar pasando sus padres ante el desempleo o las dificultades económicas generadas por la crisis.

CAMPAMENTO

El campamento se organizará en tres turnos (del 23 de julio al 3 de agosto, del 4 al 15 de agosto y del 18 al 29 de agosto) con 100 plazas en cada uno de ellos y por un periodo de 12 días.

Las instalaciones serán las del albergue de Tama, en Liébana, cedido gratuitamente por la Consejería de Presidencia y Justicia, y un total de 11 personas, todos ellos titulados, se encargarán de atender a los menores y organizar su estancia en el campamento y sus actividades deportivas, excursiones y talleres.

La consejera de Sanidad y Servicios Sociales ha explicado que la partida de 100.000 euros procede del Plan de lucha contra la pobreza infantil que puso en marcha el Ministerio de Sanidad y que ha destinado a Cantabria 633.385 euros.

"Estamos trabajando en el diseño de programas de intervención desde una perspectiva y un modelo de atención integral e integrador y de la mano de las entidades que trabajan en el ámbito de la protección social y la atención a familias en situación de vulnerabilidad", ha avanzado la consejera.

"nunca daremos la espalda a la realidad"

Sáenz de Buruaga ha asegurado que el Gobierno de Cantabria es plenamente consciente de la situación de privación material o severa dificultad que están atravesando muchas familias a consecuencia de los efectos socioeconómicos de la crisis.

"La mejor política social es aquella que genera crecimiento económico y empleo, pero mientras la recuperación llega a los hogares y se consolida, jamás vamos a dar la espalda a esta realidad", ha afirmado.

La consejera ha recordado que a día de hoy el Gobierno de Cantabria destina 16,4 millones de euros a la renta social básica, aunque la previsión es que al final del año se hayan alcanzado los 18 millones de euros; 500.000 euros en concepto de ayudas de emergencia, que probablemente habrá que incrementar; otros 500.000 euros para atender las necesidades básicas de alimentación a través del Fondo de Solidaridad; más de 1 millón de euros correspondientes al Plan Concertado con los ayuntamientos y 800.000 euros aproximadamente a los convenios que la Consejería ha suscrito con diferentes entidades sin ánimo de lucro.

"A más crisis y más dificultad, más protección social. Más presupuesto, más recursos y más ayudas públicas porque ningún Gobierno ha destinado más recursos que éste para atender a las personas y familias en situación de necesidad y/o vulnerabilidad", ha afirmado para finalizar.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.