El Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex), junto con otros socios de España, Francia y Portugal, participa en un proyecto para mejorar la competitividad del sector corchero.

Cicytex es uno de los socios del proyecto 'SUBERVIN: Transferencia de Tecnología y Mejora de la Competitividad del Sector Corchero', que se desarrollará durante un año y aglutina una serie de acciones y propuestas innovadoras para crear una red que integre los actores de la cadena corchera (gestores del alcornocal e industrias del corcho) y el sector vitivinícola.

La iniciativa cuenta con un presupuesto total de 836.912,80 euros, cofinanciados con fondos FEDER a través del Programa de Cooperación Territorial del Espacio Sudoeste Europeo (SUDOE), según ha informado el Gobierno de Extremadura en nota de prensa.

Junto a Cicytex participan la Fundación Parque Tecnológico del Vino (VITEC) de Cataluña, como coordinador del proyecto; el Instituto de las Ciencias de la Viña y el Vino de la Universidad Burdeos 2 (Francia), el Centro Tecnológico del Corcho de Portugal (CTCOR), la Asociación Portuguesa del Corcho (APCOR) y la Asociación de Empresarios Corcheros de Cataluña (AECORK).

El espacio Sudoeste Europeo (SUDOE) concentra el 61,2 por ciento de la superficie de alcornocal del mundo; el 88,6 por ciento de la producción de corcho y el 98,5 por ciento de la fabricación de tapones de corcho. En total, ocupa en su conjunto a más de 100.000 personas y a unas 1.000 empresas corcheras. El principal cliente de los productos corcheros es la industria vitivinícola.

Con el proyecto SUBERVIN se pretende mejorar la transferencia del conocimiento y tecnología en todos los ámbitos de la cadena corchera: desde la gestión del alcornocal, para mejorar las producciones y su calidad, hasta la terminación de los tapones, con el fin de adecuarlos a las necesidades de cada tipo de vino y al aporte de oxígeno que requiere en cada caso una vez tapado, para así conseguir la fidelización del sector vitivinícola y facilitar a los enólogos datos objetivos y útiles sobre los beneficios del tapón de corcho.

Para ello, el proyecto integra tres tipos de agentes: centros de investigación que trabajan en I+D+i relacionada con dehesa, subericultura y corcho, como Cicytex; asociaciones profesionales; y centros de investigación que trabajan en I+D+i en vitivinicultura.

SUBERVIN tiene un enfoque "global e integrador" a través de la participación de todos los sectores implicados y está estructurado en siete áreas de trabajo. En ellas se han planificado acciones demostrativas y de divulgación que se desarrollarán hasta junio del próximo año en Extremadura; Alentejo en Portugal; Cataluña; y en el sur de Francia.

Participación de cicytex

Concretamente, el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura trabajará en las tareas que tienen que ver con la transferencia de conocimiento y mejora de la competitividad en la gestión del alcornocal, con la organización de acciones y jornadas demostrativas en todas las regiones mencionadas anteriormente, dirigidas a propietarios y gestores de dehesa y montados.

En éstas se abordarán diferentes temáticas: buenas prácticas selvícolas, técnicas de descorche, sistemas de medidas de calibre y calidad de corcho durante la época de saca; sistemas de repoblación y métodos de actuación selvícola en caso de incendio. También se contempla la edición de publicaciones y manuales de buenas prácticas.

Cicytex también intervendrá en las acciones de transferencia de tecnología y mejora de la competitividad en la producción del tapón y en las que se seguirá el mismo esquema de trabajo: jornadas, acciones demostrativas, edición de publicaciones y manuales.

En este caso, son acciones dirigidas a técnicos de las industrias transformadoras del corcho ubicadas en las áreas geográficas objeto del proyecto, según ha apuntado el Ejecutivo regional.

Esta área de trabajo está enfocada a implementar sistemas de trazabilidad en el sector corchero, que garanticen el control del producto desde el origen hasta el cliente; las buenas prácticas relacionadas con el proceso de transformación y producción del tapón; y pruebas demostrativas sobre el impacto químico y sensorial del producto final (tapón) en el vino.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.