El secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, ha emplazado a los militantes y simpatizantes, que este domingo han celebrado en La Bien Aparecida la XXI Fiesta Regionalista, al "reto" de ganar las elecciones autonómicas de 2015 para poder llevar a cabo un programa de gobierno que tendrá como grandes prioridades la sanidad, la educación, la atención a la dependencia y una apuesta por la industria "para dar un poco de ilusión a la juventud".

"Éste es el momento, queremos ganar las elecciones y tenemos todo el derecho a pedir a los cántabros que nos den la confianza mayoritaria en esta situación, para poder llevar a cabo nuestro programa con mayor energía", ha manifestado el líder regionalista durante su discurso.

Revilla se ha referido a la fiesta celebrada este domingo como "la antesala de la victoria electoral" y ha comenzado su intervención destacando que ya solo faltan 334 días para los comicios que le permitirán acudir a la próxima edición ya no sólo como secretario general del PRC, sino también como presidente de Cantabria.

Y es que, a su juicio, cumplidos más de tres años de gobierno del PP, el balance de gestión "ya no tiene arreglo", porque "lo que no se haya sembrado ya no se recoge", y ese balance arroja "un auténtico desastre" y "un incumplimiento absoluto" de todas las grandes promesas con las que Ignacio Diego consiguió la mayoría en las últimas elecciones.

En este sentido, ha destacado que, a pesar de su compromiso de acabar con el paro, Cantabria cuenta hoy con 25.000 personas menos trabajando que en 2011, de las cuales 10.000 han pasado a engrosar las listas del Servicio Cántabro de Empleo y las demás "sencillamente se han ido".

Revilla ha asegurado que en los tres últimos años han abandonado la región 9.700 jóvenes de entre 20 y 32 años, el 90 por ciento de ellos con titulaciones superiores. "¡Qué sangría, qué inversión más desastrosa que 10.000 jóvenes de Cantabria con carrera, una media de 9 al día, se hayan tenido que ir de esta tierra mientras gobiernan los que iban a arreglar el problema del paro!", ha enfatizado.

Del mismo modo, ha recordado que el PP prometió llenar Cantabria de empresas, pero "por no haber no hay ni una pala en una carretera" y la factoría "más emblemática" de la región, en alusión a Sniace, lleva más de un año cerrada, mientras que el compromiso de reducir los impuestos es hoy "de risa", porque "no han dejado uno vivo" y han incrementado la presión fiscal en 21.000 millones de euros en toda España y en 250 millones en Cantabria.

"Tres promesas, tres mentiras, tres incumplimientos flagrantes; esto es un desastre", ha agregado el secretario del PRC, quien no obstante ha considerado "aún más grave" la falta de reivindicación de Diego, que ha ejemplificado en su renuncia al pago íntegro por el Estado de las obras del hospital Valdecilla para concluirlas mediante un convenio de colaboración público-privada que se ha convertido en "la hipoteca más grande" para el futuro de Cantabria, porque obliga a los cántabros a pagar 44 millones anuales hasta 2033.

Frente a esta situación "complicada", Revilla ha anunciado que el PRC "no caerá en la tentación de prometer el oro y el moro", pero sí asumirá compromisos "muy claritos y que va a llevar a cabo", entre los que ha destacado como grandes prioridades la sanidad, la educación y la atención a la dependencia.

"No vamos a permitir ni un recorte más, sino todo lo contrario, porque son servicios sagrados y serán absolutamente intocables", ha garantizado. Asimismo, ha recalcado la necesidad de "dar ilusión a esta tierra", mediante una apuesta por la industria, la Investigación, el Desarrollo y la Innovación y las energías renovables.

Finalmente, ha abogado por la regeneración de la vida pública para que "la gente vuelva a creer en la política y en los políticos", pero ha rechazado la propuesta realizada hace unos días por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, limitada a permitir que gobierne la lista más votada.

Revilla ha cuestionado que el PP quiera imponer ese sistema "justo ahora, cuando sabe que en las próximas elecciones va a tener pocas mayorías absolutas" y ha indicado que la auténtica regeneración que necesita España, "por sentido común y por decencia", pasa por "una reforma del sistema fiscal para que paguen más los que más tienen, una lucha eficaz y contundente contra la corrupción, garantizar la independencia y la agilidad de la justicia y acabar con la 'puerta giratoria' que permite a los ex presidentes y ex ministros formar parte de los consejos de administración de grandes empresas con salarios millonarios".

"Esto no es de izquierdas, ni de derechas, ni siquiera revolucionario, es cuestión de decencia", ha recalcado.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.