El coordinador federal de IU y presidente del grupo de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en el Congreso, Cayo Lara, centrará su pregunta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la sesión de control en el Pleno de la Cámara el próximo martes al acoso que a su juicio están siendo sometidos los trabajadores y los sindicalistas por ejercer su derecho a huelga y manifestación.

En concreto, Lara se referirá al procesamiento de más de un centenar de sindicalistas, para los que la Fiscalía pide más de 120 años de cárcel por su participación en huelgas generales contra las últimas dos reformas laborales, con el objetivo de conocer la "posición" del presidente ante esta forma de actuar.

Y es que la Izquierda Plural considera que el Ejecutivo está ejerciendo una política de "intimidación" a los trabajadores españoles que "luchan" y se "movilizan" por sus derechos "amenazándoles" con penas de cárcel, con el objetivo de "retrotraer" al país "cien años en la Historia" y devolver el derecho de huelga al Código Penal, tal y como explicó el pasado martes el portavoz adjunto de IU-ICV-CHA, Joan Coscubiela.

Precisamente el pasado martes los sindicatos UGT y CC.OO. convocaron una concentración en Madrid para protestar "por la ofensiva penal contra el derecho de huelga y la actividad sindical", en respuesta al procesamiento de más de un centenar sindicalistas a los que se piden más de 120 años de cárcel por su participación en huelgas generales.

Cambio de instrucciones a la policía

El socialista Antonio Trevín también sacará este asunto a colación durante la sesión de control al Gobierno, si bien en su caso su pregunta irá dirigida al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, a quien exigirá explicaciones sobre el "cambio en las instrucciones que ha dado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado" en relación con su actuación en manifestaciones y huelgas, y sobre si tiene relación con "el incremento del número de sanciones y penas de cárcel por el ejercicio de dichos derechos".

De hecho, el pasado martes la portavoz socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, calificó de "muy preocupantes" las penas de cárcel impuestas a trabajadores que ejercen su derecho a huelga o a manifestación en pro de sus derechos, y consideró que esta forma de actuar acerca a España a un "estado policial". Además, lamentó la dificultad con la que se aplican el mismo tipo de sentencias a "otros presuntos delitos vinculados con políticos".