La Fundación Tutelar Feclem de personas con enfermedad ha asumido 32 nuevas tutelas en Castilla y León el pasado ejercicio, con lo que la entidad alcanza los 391 cargos.

Así se pone de manifiesto en la memoria anual de esta organización privada sin ánimo de lucro que nace al amparo de la Federación Feafes Castilla y León y de las asociaciones de familiares de personas con enfermedad mental que tiene como principal finalidad el ejercicio del cargo tutelar, así como mejorar la calidad de vida de las personas incapacitadas judicialmente, la defensa de sus derechos y la promoción de su autonomía personal, así como el asesoramiento a sus familiares.

En concreto, según la memoria, en 2013 se han asumido 32 nuevas tutelas y una curatela por lo que se han alcanzado los 391 cargos ejercidos (357 tutelas, 25 curatelas y nueve cargos de la Administración Judicial y de tutela testamentaria).

Para desempeñar su actividad, la Fundación cuenta con financiación pública que supone el 60 por ciento de su presupuesto y con ingresos propios y privados. La mayor parte de los fondos se destinan a los sueldos de los trabajadores y al alquiler y mantenimiento de sus sedes en León, Burgos, Salamanca y Valladolid.

En cuanto a la evolución del presupuesto, ha sido positiva si se compara la cifra de 2013 con el año 2007, ya que el presupuesto ha aumentado en casi un 40 por ciento. Sin embargo, en 2009 el crecimiento comenzó a ralentizarse hasta el punto de llegar en 2013 a disminuir un 9 por ciento respecto a 2012.

La mayoría de los requerimientos que llegan a la Fundación lo hacen a través de los juzgados aunque en ocasiones proceden de la Fundación Acción Social y Tutela de Castilla y León o por tutela testamentaria.

El cargo más demandado es el de tutela (54 por ciento), seguido de la defensa judicial (32 por ciento). En la mitad de los casos es un familiar el que pone en conocimiento del juzgado la necesidad de protección judicial de la persona afectada.

Desde la sede de León se atienden las tutelas de toda la provincia más las de Palencia que suman 150, mientras que en Burgos se trabaja en el área Burgos-Soria donde se ubican 81 tutelados. Desde Valladolid las referentes y auxiliares de Tutela llevan 188 cargos de las provincias de Valladolid, Segovia y Ávila, mientras que desde Salamanca se trabaja con los 60 tutelados residentes en Salamanca y Zamora.

Perfil de los tutelados

Los tutelados de la Fundación Feclem sufren diferentes tipos de enfermedad mental. Los más comunes son la esquizofrenia paranoide y la residual, el trastorno de personalidad y el trastorno bipolar.

La discapacidad intelectual se encuentra asociada a la enfermedad mental en casi la mitad de los casos y en más de una tercera parte se relacionan con diversas toxicomanías y otras adicciones. El 92 por ciento tienen una discapacidad reconocida, la gran mayoría de ellos con un grado de discapacidad del 65 por ciento o superior.

Casi el 28 por ciento de los tutelados de la Fundación vive en residencia de personas mayores. Los recursos más utilizados son los centros residenciales de psiquiatría de larga estancia, las residencias PCEM (para personas con enfermedad mental) y las viviendas supervisadas de Servicios Sociales. Un 13 por ciento vive solo en domicilio propio o de alquiler y sólo el 6 por ciento en el domicilio familiar.

En cuanto a sus ingresos, la mitad de ellos no superan los 10.000 euros anuales y el 75 por ciento no pasa de los 15.000 euros, han informado a Europa Press fuentes de Feclem.

El 52 por ciento de los tutelados acude a los equipos de Salud Mental y casi un 17 por ciento son beneficiarios de centros residenciales psiquiátricos. Las unidades de rehabilitación fueron utilizadas por el 13 por ciento de los tutelados de la Fundación Tutelar.

En menor porcentaje se encuentra la utilización de las unidades de convalecencia (4 por ciento), los centros de rehabilitación psicosocial (4 por ciento) y de las viviendas alternativas del SACYL (4). Un 6 por ciento utilizó hospitales de día y unidades de patología dual.

El acompañamiento no terapéutico es el recurso auxiliar más utilizado (62 por ciento), seguido de los servicios de salud general como dentista, podólogo y oculista (17), las asociaciones (5 por ciento) y las actividades de ocio y tiempo libre (4).

Consulta aquí más noticias de Valladolid.