El conseller de Hacienda y Administración Pública, Juan Carlos Moragues, mantiene que el Gobierno valenciano "ha hecho todos los deberes y ahora corresponde al Gobierno ejercer su voluntad política y su responsabilidad de iniciar la revisión del modelo de financiación autonómica". "No puede ser que se retrase la financiación y se quiera corregir con unos recortes que no se aplican en otros sitios, y por ahí no vamos a pasar", ha sentenciado.

En una entrevista concedida a Europa Press, reivindica que "no tendría sentido que, con un problema de ingresos reconocido por todos los expertos en financiación, se planteen recortes en gastos que ni contemplan el Estado ni otras comunidades autónomas" y apunta que "el mismo argumento que utiliza el Gobierno de que no va a haber más recortes a nivel de España, lo emplea el Consell en Valencia".

Moragues insiste en que "por encima de todo está la defensa de la sociedad valenciana" y, en este sentido, garantiza que el Consell mantendrá "una posición firme, inflexible y valiente políticamente" ante Madrid. "Nos debemos a quien nos votó", sentencia.

De hecho, opina que "nadie puede decir que haya un discurso aquí y otro diferente en Madrid" porque él expresó esa reivindicación "de forma clara y firme" ante el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, y en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en presencia del ministro Cristóbal Montoro, y "el presidente Fabra también mantiene la firmeza en la reclamación".

A su juicio, "se puede entender que no haber anunciado la revisión del modelo de financiación ahora provoque una decepción" y de ahí que el Consell, pese a ser consciente de que "abrir ahora el melón de la financiación puede producir tensiones territoriales", reclame "el cambio de modelo, por justicia, porque la sociedad valenciana así lo merece y porque no es una cuestión política, sino una necesidad" para poder "mantener el estado de bienestar y cumplir el déficit".

Moragues reivindica que "si no entra en vigor el nuevo modelo, mientras tanto se habilite un instrumento temporal de nivelación para corregir la situación actual, que es perversa, injusta y discriminatoria para la Comunitat", recalca que "la iniciativa corresponde al Ministerio de Hacienda y al Gobierno".

El titular de Hacienda anima a los partidos de la oposición a "sumarse a esa reivindicación" y resalta asimismo que "si la sociedad civil manifiesta su disconformidad con la situación, eso dará más fuerza al discurso reivindicativo del Gobierno valenciano".

Ante la polémica tras las declaraciones en las que Beteta le pidió más recortes, opina que el responsable estatal "no tuvo el día, se equivocó en el fondo y en la forma", pero resta importancia a esta "discrepancia" entre dos gobiernos del PP y asegura que el Ministerio "es sensible" a la situación de la Comunitat. "Ya hemos hecho los deberes y ahora toca cambiar el modelo de financiación", zanja.

"no tendría ningún sentido que viniesen hombres de negro"

En ese contexto, descarta que la aplicación en la Comunitat de las medidas coercitivas que prevé la ley de Estabilidad Presupuestaria: "No nos planteamos que haya una intervención por parte del Estado porque no tiene ningún sentido y sería absurdo, un error garrafal".

"Hemos hecho los deberes y no tendría ningún sentido que viniesen los hombres de negro, ¿a hacer qué?", se pregunta Moragues, quien argumenta que "te sancionan cuando haces algo mal y se ha demostrado que en la Comunitat Valenciana se están haciendo las cosas muy bien", punto en el que destaca los esfuerzos realizados para reducir el déficit y reestructurar el sector público.

Además, remarca que "el Consell tiene total y absoluto autogobierno, con total y absoluta libertad en la toma de decisiones", y defiende su apuesta por "reivindicar con lealtad institucional, con argumentos, con estudios, de forma firme, rigurosa y defendiendo la Comunitat Valenciana y a la sociedad valenciana".

"tener una deriva independentista no reporta mayores logros"

Moragues mantiene que "por tener una deriva independentista, secesionista y un pulso con el Estado no se consiguen mayores logros o mayores resultados" y cita, como ejemplos de que la Comunitat recibe "un trato mejor o por lo menos no peor que Cataluña", que la primera obtuvo un objetivo de déficit superior en 2013 y también ha recibido "mayor cantidad en el reparto del sobrante del FLA, a pesar de tener una deuda en términos absolutos inferior a la catalana".

Donde sí aprecia una situación "discriminatoria" respecto a Madrid y Barcelona es en la aportación estatal al Palau de Les Arts Reina Sofía, para el que reclama que "haya más aportación o se apueste todavía más por Les Arts desde Madrid".

En cuanto al endeudamiento de la Comunitat, valora que la Generalitat pueda "transformar deuda comercial en financiera para ponerse al día de pagos y cada vez a menor tipos de interés gracias al FLA, a la mitad del tipo de interés de 2012", aunque remarca que "la dinámica de déficit-deuda tiene que ser temporal".

Moragues asegura que tampoco renuncian a reclamar la deuda histórica y reitera que, "una vez revisado el modelo de financiación y en un mejor escenario económico, tiene que haber un programa de reducción de deuda y de carga financiera".

Consulta aquí más noticias de Valencia.