Desmantelado un local de compra-venta de segunda mano en La Rioja que vendía objetos robados, algunos en Baleares

La Guardia Civil, en el marco de la operación 'Usura', desarrollada en La Rioja, ha desmantelado un establecimiento de compra-venta de artículos de segunda mano que receptaba y vendía objetos robados por toda España, algunos de ellos en Baleares.
Registro establecimiento operación Usura de la Guardia Civil
Registro establecimiento operación Usura de la Guardia Civil
GUARDIA CIVIL DE LA RIOJA

La Guardia Civil, en el marco de la operación 'Usura', desarrollada en La Rioja, ha desmantelado un establecimiento de compra-venta de artículos de segunda mano que receptaba y vendía objetos robados por toda España, algunos de ellos en Baleares.

En la operación se ha procedido a la detención de 19 personas entre los que figura el propietario de dicho establecimiento ubicado en la localidad de Alfaro (La Rioja).

En total se han esclarecido 52 robos y hurtos cometidos en 22 provincias españolas (Alicante, Badajoz, Baleares, Burgos, Cáceres, Cádiz, Castellón, Cuenca, Granada, Guadalajara, La Rioja, Lugo, Madrid, Murcia, Navarra, Pontevedra, Salamanca, Segovia, Sevilla, Toledo, Zamora y Zaragoza).

Se ha efectuado el registro del establecimiento, donde se han intervenido numerosos efectos valorados en 90.000 euros entre los que se encuentran relojes, radios cds, numerosas videoconsolas, ipad, teléfonos última generación, material informático, martillos neumáticos, radiales, taladros, compresores, generadores, desbrozadoras, lijadoras, soldadoras y bicicletas.

La tienda ha sido precintada de forma cautelar y al responsable de la misma se le imputan los delitos continuados de receptación y falsedad documental.

Iniciada en febrero

La operación se inició en el mes de febrero a raíz de varias detenciones efectuadas contra personas que estaban vendiendo en un establecimiento de compra venta de artículos de segunda mano ubicado en la localidad de Alfaro, efectos que previamente habían sido robados.

Posteriormente, los agentes realizaron una inspección de la tienda con el fin de comprobar si su propietario cumplía con la legislación vigente para este tipo de negocios y si estaba adquiriendo los productos a sabiendas de que eran robados.

Una vez realizada la inspección, los agentes comprobaron la existencia de 377 irregularidades en contratos de compra-venta, así como la contratación de un empleado de la tienda que no estaba dado de alta como trabajador y que estaba cobrando la prestación por desempleo por lo que se puso en conocimiento de la Seguridad Social y Hacienda.

Manipulaba los datos de la mercancía

Asimismo, se detectaron anomalías en la documentación del establecimiento que habían sido cometidas por el propietario de la tienda con la intención de dificultar la localización de efectos sustraídos por parte de las Fuerzas de Seguridad.

Para ello, en los libros de registro cambiaba los números de identificación de los teléfonos móviles robados por los de otros terminales que había comprado de forma lícita. Además, manipulaba los números de serie de herramientas y otros efectos sustraídos para que no aparecieran en las bases de datos de las Fuerzas de Seguridad como objetos robados.

El listado de los efectos que se han intervenido en la operación y de los que no consta denuncia en Guardia Civil, se han remitido a los distintos cuerpos policiales para su comprobación.

La investigación continúa abierta por lo que no se descartan nuevas detenciones. Los efectos recuperados se están devolviendo a sus legítimos propietarios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento