La concentración mensual contra la violencia de género recoge el testimonio de una víctima "orgullosa porque se sale"

La concentración mensual contra la violencia de género, que convoca cada primer jueves de mes la Mesa de la Mujer, ha recogido en esta ocasión el testimonio de María, una víctima que, según sus palabras, vivió "un mal sueño" hace años, y que ahora, ha afirmado sentirse "orgullosa porque de esto se sale".
María, víctima de violencia de género, se dirige a los concentrados
María, víctima de violencia de género, se dirige a los concentrados
EUROPA PRESS

La concentración mensual contra la violencia de género, que convoca cada primer jueves de mes la Mesa de la Mujer, ha recogido en esta ocasión el testimonio de María, una víctima que, según sus palabras, vivió "un mal sueño" hace años, y que ahora, ha afirmado sentirse "orgullosa porque de esto se sale".

Con algo menos de afluencia que en meses anteriores debido al periodo estival, la concentración ha contado con la presencia de la alcaldesa Cuca Gamarra, así como con buena parte de los concejales de la Corporación logroñesa, o la directora general de Justicia, Cristina Maiso, entre otros participantes.

La concejala de Mujer, Conchi Bravo, ha sido la primera en dirigirse a los asistentes, para recordar que, hasta el 30 de junio, ha habido en el país 29 víctimas de violencia de género, y ha valorado especialmente que "una vez más, un mes más, aquí nos reunimos toda la sociedad, porque de esta lacra debemos salir todos juntos".

Acto seguido, ha tomado la palabra el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de La Rioja, Javier Vázquez, quien ha señalado que "el abordaje de la violencia de género, una de las mayores lacras de nuestra sociedad, no puede ser unidimensional" y, en este marco, ha puesto a los diferentes estamentos de la sanidad "como punto de referencia".

Así, ha apuntado que "la atención primaria debe ser crucial para la detección y apoyo a las mujeres víctimas y sus hijos", y ha colocado a los farmacéuticos "como una de las primeras puertas a las que las mujeres pueden acudir, ante un profesional que las atiende desde hace tiempo y que les da confianza". "La detección cuanto antes, mejor", ha finalizado.

En tercer lugar, ha hablado María, quien, en forma de carta, titulada 'Un mal sueño', ha relatado su experiencia personal. Ahora, con 33 años, un hijo "maravilloso" de cuatro, y una pareja "estupenda", ha asegurado sentirse "feliz". Como feliz, ha recordado, se sintió con 21 años "con el que fue mi primer gran amor".

Un amor que se materializó "primero en viajes, en pasarlo genial y, al final, en irnos a vivir juntos". Fue en ese momento en el que "todo cambió, empezó el mal sueño", comenzando por el aislamiento de su familia y amigos, pasando por los insultos, hasta llegar a los golpes. "No me preguntéis cómo aguantaba, yo me lo pregunto todavía", ha dicho.

Al final, ha contado que, tras una paliza especialmente fuerte, "abrí los ojos, y pedía ayuda a mi madre". "Fue duro despertar, y lo peor no era lo físico, era lo psicológico, porque los moratones desaparecen, los recuerdos no", ha recalcado María, quien, con todo, ha afirmado que "es duro, pero es mejor pasar unos años malos que toda una vida así".

Por eso, y desde su actual situación, ha llamado a todas las víctimas "a no tener miedo de empezar desde cero, a luchar y a pedir ayuda porque la vida y la gente es maravillosa". "Yo estoy muy orgullosa de lo que he conseguido, se puede, hay salida", ha finalizado.

La concentración, como es habitual, se ha cerrado con un minuto de silencio, enarbolando los presentes la 'tarjeta roja al maltratador', y un aplauso en recuerdo de las víctimas, además de una nueva convocatoria, en este caso ya tras las vacaciones de verano, el día 4 de septiembre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento