La Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo destinó más de 5,4 millones a 95 intervenciones en 2013, de las que 54 correspondieron a proyectos de desarrollo, 32 a educación para el desarrollo y otros nueve a acción humanitaria.

Así, más de 422.000 personas se beneficiaron el año pasado de los programas y ayudas de la entidad, siendo educación y salud las áreas prioritarias, según la memoria de actividades presentada este lunes por la directora de la Agencia, Graciela Blanco, ante el Consejo Asturiano de Cooperación al Desarrollo.

De las 95 intervenciones, 73 fueron llevadas a cabo mediante convocatoria pública de subvenciones y otras 22 a través del instrumento de cooperación institucional.

La estrategia destinada a garantizar los derechos económicos y sociales, que abarca educación, salud, alimentación, agua y vivienda, fue la que recibió una mayor cantidad de fondos, concretamente el 60%, indican desde el Principado en nota de prensa. Asimismo, a las intervenciones en el ámbito educativo se destinaron 915.978 euros para la realización de doce proyectos y a salud, 670.332 euros para la ejecución de nueve iniciativas.

Los proyectos dirigidos a mejorar los niveles de equidad de género y el empoderamiento de la mujer supusieron una inversión de 761.362 euros, con los que se financiaron diez intervenciones.

En cuanto a la acción humanitaria, fueron nueve las actuaciones financiadas con más de un millones de euros, lo que supone el 20% del presupuesto de la agencia.

Además de la ayuda humanitaria a la población saharaui y a la población palestina, se financiaron proyectos dirigidos a paliar las duras condiciones de la población ante desastres naturales como el tifón de Filipinas, o conflictos bélicos como el de Siria, en ambos casos a través de la colaboración con Cruz Roja y con la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

En cuanto a las prioridades geográficas, América Central, Caribe y América del Sur concentraron el mayor número de fondos, sumando el 60%. El país que más dotación recibió fue El Salvador, seguido de Colombia, Bolivia y Nicaragua. Además, el 26% de los fondos se destinó al África subsahariana, siendo Mali y Chad los países más beneficiados por esa ayuda.

También se financiaron en 2013 un total de 32 acciones de sensibilización y educación para el desarrollo, herramienta a través de la cual la ciudadanía adquiere competencias que inciden en la concienciación y el compromiso con los derechos humanos, la responsabilidad social y la igualdad.

Consulta aquí más noticias de Asturias.