La concejal socialista en el Ayuntamiento de Jaén Matilde Cruz ha criticado que el nuevo autobús urbano presentado este lunes por el alcalde, José Enrique Fernández de Moya (PP), sea "de gran tamaño", cuando el propio regidor "dijo a comienzos de año en el transcurso de un Pleno municipal que obligaría a (Autocares) Castillo —la empresa concesionaria— a que las dos unidades que está obligada por contrato a adquirir para la ciudad cada año fueran microbuses".

De esta manera, según Cruz, el alcalde ha certificado este lunes "públicamente su rendición total sin exigencias ni condiciones" a la concesionaria de autobuses urbanos, "que sigue sin comprar microbuses para mejorar el servicio en las calles del casco antiguo y la zona sur de la ciudad".

Además, la representante socialista ha enfatizado que "fue el propio alcalde el que dijo hace unos días que no podía exigir en nombre de 116.000 jiennenses a Castillo porque tiene una deuda contraída con la empresa que le impide ponerle condiciones sobre la mesa que mejoren el único transporte público municipal que tiene la ciudad".

La concejal del PSOE ha subrayado la conveniencia de adquirir autobuses de pequeño tamaño que cubran "las necesidades de frecuencia, horarios y recorrido que reclaman los vecinos de barrios como San Juan, La Magdalena, Puerta de Martos o todos los de la zona Sur, que quedaron aislados y sujetos a largos trayectos por la Variante una vez se restringió el tráfico pesado en el entorno de la Catedral".

Así las cosas, ha pedido al alcalde que "se marche", porque "ha mentido a todos los jiennenses, en especial a los 30.000 que viven en estas zonas a los que prometió microbuses en 2014, y se ha hecho una foto para constatar su falsedad", al tiempo que ha remarcado que la empresa "solo ha comprado un microbús, pero para reemplazar una unidad que se quitaba de la circulación".

Se trataba, por tanto, de "una renovación de flota, que no una ampliación, que es lo que los vecinos le piden, más unidades y más servicio", según ha apostillado la edil socialista, para quien una de las pruebas "más evidentes" de que Fernández de Moya "sabe que no lo está haciendo bien ignorando la demanda de más microbuses" es que las asociaciones vecinales de estos barrios del Sur y del centro histórico "no han sido convocadas a este acto de presentación".

A su juicio, ello demuestra que el alcalde "tiene miedo a que tras su mentira los vecinos le critiquen su pusilanimidad con Castillo". En ese sentido, ha señalado que "ya en abril de este año" el regidor "dejó caducar un expediente administrativo en el que se forzaba a la empresa a comprar pequeños microbuses".

La concejal ha argumentado que, "en su lógica búsqueda de rentabilidad, la concesionaria sabe que un pequeño autobús no da el mismo beneficio que un gran vehículo en el que cabe el doble de usuarios", por lo que "es el alcalde el que debe exigírselos y no lo hace".

Al hilo, ha avanzado que la ciudad "no tendrá microbuses en 2014 y tampoco en 2015", puesto que Castillo "ya tiene apalabrados los autobuses para ese año, y son dos unidades grandes", de forma que Fernández de Moya, "una vez más, está dejando para el que venga mañana los deberes en materia de servicios públicos que le corresponden hoy como alcalde".

En este sentido, ha concluido avisándole de que "los barrios de la zona Sur, especialmente ahora que sea ha renovado la apuesta por que la Catedral sea Patrimonio de la Humanidad", siguen demandando una solución en materia de transporte público que "les evite rodeos de hasta ocho kilómetros", lo que constituye, según ha finalizado, "una asignatura pendiente que tiene que resolver, por más que quiera dejar correr convocatorias".

Consulta aquí más noticias de Jaén.