El Sindicato Provincial de Servicios a la Ciudadanía de CCOO en Sevilla ha presentado las alegaciones al proyecto de convenio urbanístico para la innovación del Plan General de Ordenación Urbano (PGOU) en la zona que ocupa la antigua fábrica de tabaco de Altadis, en las que ha solicitado rechazar el actual convenio y elaborar un proyecto "consensuado en el que primen los intereses de los ciudadanos de Sevilla".

En una nota, CCOO señala que el convenio "sólo es un disfraz" mediante el cual el Ayuntamiento de Sevilla está "renunciando a unos suelos que, con el cambio de uso estipulado en el convenio, permitiría a la multinacional ganar más de 34 millones de euros, que es la cantidad que pierde el interés general de todos los sevillanos".

Así, el secretario general de Servicios a la Ciudadanía, Francisco Javier Pino, considera que "en estos tiempos en que el Ayuntamiento justifica problemas económicos para poner freno a la prestación de servicios públicos, potenciar el empleo o dar soluciones a problemas urgentes que los ciudadanos —como puede ser la vivienda de protección oficial—, regalar más de 34 millones a una multinacional es indecente".

Asegura que mientras el Ayuntamiento "despide personal o no crea el empleo necesario" en los servicios públicos municipales, ya sea del propio Ayuntamiento o de sus organismos autónomos, "se derrocha patrimonio de la ciudad en beneficio de una multinacional".

"Con lo que la multinacional puede llevarse de este pelotazo urbanístico podrían construirse más de 3.500 viviendas de VPO que significaría solucionar, en gran medida, el problema de esas listas de espera para tener derecho a una vivienda que tanto parece preocupar al Ayuntamiento", afirma.

El sindicato considera que los suelos industriales de la actual Altadis son idóneos para establecer en ellos industrias limpias relacionadas con el I+D+I que "actualmente y en sectores como biotecnología, por ejemplo, tras ser diseñadas en Sevilla por sevillanos, se fabrican en Barcelona ante la falta de capacidad que ofrece la ciudad".

Por otro lado, indica que el convenio proyectado por el Ayuntamiento y la multinacional "no da soluciones" de reordenación a la zona y "sigue dejando en entredicho el desarrollo de un importante espacio de la ciudad", mencionando Juan Sebastián Elcano, Virgen de Luján, Glorieta de las Cigarreras, así como otras zonas de los Remedios.

De este modo, CCOO ha solicitado en sus alegaciones el rechazo al actual convenio y la elaboración de un proyecto "consensuado en el que primen los intereses de los ciudadanos de Sevilla, con empleo estable y de calidad, nuevos aprovechamientos industriales, uso racional de los recursos patrimoniales de Sevilla". Esto lo enfrenta a los intereses de la multinacional que, "cuando no pudo exprimir más a Sevilla, simplemente se marchó buscando, diez años después, un pelotazo urbanístico en Sevilla que le permita seguir manteniendo los beneficios de sus cuentas".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.